La deuda de los ayuntamientos

Hambre para hoy o la chapuza de Zapatero

Lo que hay detrás del Fondo de Inversión Local impulsado por el gobierno de Zapatero. Un grave problema de financiación de una gran parte de los ayuntamientos.

0
0 votos
27-03-2009
Publicidad
Los ayuntamientos cierran el año y acaban con déficit porque nada más empezar tienen que cubrir la deuda que tienen, con entidades privadas que les ha prestado el dinero. Y los préstamos la pagan con el dinero del año actual
 Hambre para hoy o la chapuza de Zapatero
Los ayuntamientos cierran el año y acaban con déficit porque nada más empezar tienen que cubrir la deuda que tienen, con entidades privadas que les ha prestado el dinero. Y los préstamos la pagan con el dinero del año actual
   Así en Navarra, el ayuntamiento de Burlada no pudo pagar las nóminas de los empleados del ayuntamiento de diciembre. Se habían quedado literalmente sin dinero, y burlada es un ayuntamiento de 20.000 y pico habitantes.
 
   Otro caso, en Logroño, Haro, el responsable de urbanismo a mediados de octubre, declaraba a este trabajador que quedaban cien mil euros para todo lo que quedaba del año. Para un ayuntamiento como el de Haro que es enorme, eso no les cubre ni para reponer las señales de tráfico.
 
   Cada ayuntamiento cada año tiene una planificación hecha, con gastos fijos de mantenimiento obligatorios porque hay una serie de servicios obligatorios que cubrir porque sino la gente no circularía, servicios de alumbrado, reposición de bombillas… Esto es fijo.
 
   El problema viene cuando, un montón de servicios que se cogieron en su día porque había dinero de sobra, ahora no se cubren. Incluso puestos de trabajo dentro de los ayuntamientos que se han generado que ahora tendrán que empezar a despedir.
 
   Y un ayuntamiento como Haro no tiene problemas porque tiene el vino, tiene tasas importantes, de dicha producción.
 
   Pero muchos otros pueblos que han conseguido el dinero sobre la base de licencias de obra tienen un problema grandísimo. En un pueblo de 1000 habitantes de repente aparece una urbanización, como una seta. Al hacerla ya sea “por chanchullo o no chanchullo” ha dado un dinero ya solo por la licencia de obra. Pues ese dineral, se ha planificado como que iba a ser todos los años. Y eso no ah sido así. Luego hay que proveerles, con servicio de basura, servicio de alumbrado, servicio de urbanización…
 
   Y eso un pueblo con la mitad de la población trabajando fuera durante casi todo el año y solo va una vez al pueblo no puede cubrir esos gastos con las tasas. 
 
   Por eso todas las poblaciones han corrido a proponer proyectos para el Fondo de Financiación Local. Esto tiene dos graves problemas
 

Que dura para seis meses
Que para que entrasen en la fecha se han roto todas las medidas que cubre un ayuntamiento a la hora de planificar cualquier proyecto. La primera medida la necesidad de tomarse más de dos meses para una planificación seria.

 
   Sólo el ayuntamiento de Bilbao tiene 64 proyectos de obras. Lo han tenido que planificar a todo ritmo para que entrasen en el cupo, y esto va a provocar más gastos de los ya establecidos. Sólo un ejemplo muchos de los materiales que han encargado con su empresa correspondiente como punto de venta, han cerrado por la crisis.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad