Ibarretxe alimenta al entramado del terror

Ni un euro para ETA

Son 225.000 euros del dinero público para seguir alimentando a los que "sacuden el árbol" para que ellos puedan "recoger los frutos". Tales subvenciones sirven para financiar el entramado del terror.

0
0 votos
25-03-2009
Publicidad
La Consejerí­a de Justicia del Gobierno vasco, realmente en funciones, ha publicado en el Boletí­n Oficial la convocatoria de ayudas para los familiares de presos, con obvia precipitación, ya que el año pasado se publicó en septiembre. Esa subvención, que supone más de 225.000 euros, tiene por objetivo aparente sufragar los desplazamientos de familiares de todos los presos vascos, aunque el grueso va a parar a las "asociaciones de familiares" de presos etarras, que se encuentran en cárceles de toda España. En realidad, las subvenciones sirven para financiar el entramado del terror. Ya es bastante desgracia para los parientes tener un familiar etarra como para convertirse en cómplices activos.
 (EFE)
(EFE)
La Consejerí­a de Justicia del Gobierno vasco, realmente en funciones, ha publicado en el Boletí­n Oficial la convocatoria de ayudas para los familiares de presos, con obvia precipitación, ya que el año pasado se publicó en septiembre. Esa subvención, que supone más de 225.000 euros, tiene por objetivo aparente sufragar los desplazamientos de familiares de todos los presos vascos, aunque el grueso va a parar a las "asociaciones de familiares" de presos etarras, que se encuentran en cárceles de toda España. En realidad, las subvenciones sirven para financiar el entramado del terror. Ya es bastante desgracia para los parientes tener un familiar etarra como para convertirse en cómplices activos.
Juan José Ibarretxe ha anunciado que aspirará a la investidura porque tiene “80.000 razones” para presentar su candidatura. Como se ve con toda claridad por sus decisiones de última hora, realmente, tiene 225.000 razones. 225.000 euros del dinero público para seguir alimentando a los que “sacuden el árbol” para que ellos puedan “recoger los frutos”. Por eso es clave acabar con un régimen donde los miembros de los partidos constitucionalistas van con escoltas; y los de los movimientos cívicos son agredidos; donde el ciudadano que osa rebelarse puede ser señalado como blanco de ETA porque “crispa la paz de Euskadi”; donde los representantes políticos de ETA están en los ayuntamientos; donde se usa el dinero público para financiarlos. ¿Se puede acabar con ETA sin desmontar el régimen etnicista que domina el poder autonómico en el País Vasco?

Rápidamente, Basagoiti, líder del PP vasco, ha calificado de "vergüenza" la decisión del Gobierno vasco de sufragar las ayudas para visitar a presos de ETA y ha asegurado que no habrá dinero para quienes amparan el terrorismo. Por su parte, el secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares, ha anunciado que se anularán tales ayudas por el nuevo Gobierno que va a presidir Patxi López. Así mismo, ha criticado la “celeridad inusual” con el objetivo de “hipotecar y condicionar la acción del nuevo Ejecutivo”; y ha declarado que estas subvenciones, "hieren profundamente la sensibilidad de las víctimas de ETA", que acabar con ellas es una "exigencia democrática que no se puede aplazar" por ser un "ingrediente fundamental" para la deslegitimación del terrorismo.
Apoyamos todas las decisiones del PSE para recuperar la libertad y desmantelar todos los centros etnicistas creados en el seno del gobierno autonómico, y de las instituciones y entidades dependientes. Y esperamos que los dirigentes del PSE lleguen a sentir que tales subvenciones, y otras prácticas de apoyo al terror, también hieren profundamente su propia sensibilidad, como la cualquier demócrata, porque a las victimas de ETA no sólo les hiere profundamente sino íntimamente, y de una forma física y vital.

 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad