Internet

Discutiendo la Divina Comedia

Un misterioso cuadro pintado por tres artistas taiwaneses circula por Internet a falta de una galerí­a que lo exponga.

0
0 votos
24-03-2009
Publicidad
Tres artistas procedentes de Taiwán han decidido concentrar la historia de la humanidad en una sola obra de proporciones gigantescas. 13 metros cuadrados de pintura al óleo y 103 personajes, entre los que se encuentran los rostros más influyentes de la historia y referencias gráficas a sus respectivas obras. El enorme lienzo, sin espacio en ningún museo, se ha convertido en uno de los últimos éxitos de difusión en Internet. Tres artistas procedentes de Taiwán han decidido concentrar la historia de la humanidad en una sola obra de proporciones gigantescas. 13 metros cuadrados de pintura al óleo y 103 personajes, entre los que se encuentran los rostros más influyentes de la historia y referencias gráficas a sus respectivas obras. El enorme lienzo, sin espacio en ningún museo, se ha convertido en uno de los últimos éxitos de difusión en Internet.
Abraham Lincoln y Mao Tse Tung conversan amistosamente en el centro de la composición, que esta ubicada entre las pirámides de Egipto y la Muralla China. Picasso y Dalí son los únicos representantes españoles en esta barroca estampa que recuerda enormemente al Jardín de las Delicias del Bosco, por su complejidad estructural y lo excesivo de su contenido.
 
Sin embargo todas estas identificaciones han sido llevadas a cabo por los internautas. Los autores no se han manifestado, y se ha generado toda una ola a través de páginas web y blogs, para descifrar los nombres de todos y cada uno de los personajes de la composición.
 
“Discutiendo la Divina Comedia de Dante” es su título. Científicos, políticos, artistas, músicos y deportistas se dan cita en una obra que hace continuas referencias a la cultura china, pero que aúna siglos de manifestaciones culturales de toda la humanidad.
 
Otra utilidad más de La Red, que en esta ocasión se convierte en difusora del arte de soporte más clásico, ajeno a las nuevas tecnologías en su forma, pero no en su concepto que va íntimamente ligado a la capacidad de interacción que Internet facilita, y al diálogo con la pieza que los espectadores están protagonizando. ¿Quién necesita galerías?
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad