Zapatero enviará más tropas a Afganistán

Antes "Aznar-Bush", ahora ¿"Zapatero-Obama"?

Con la "obamaní­a" desatada, algunos medios parecen olivar que Afganistán es una invasión imperialista de EEUU. Allí­ Zapatero se dispone a enviar más tropas.

0
0 votos
24-03-2009
Publicidad
Las necesidades de la nueva estrategia norteamericana obligan a "sacar" los soldados de Irak para concentrar sus fuerzas en resolver Afganistán. Para llevar este plan adelante, Obama ya habí­a advertido que necesitarí­a de la mayor colaboración de sus socios europeos, entre ellos, España.
 Un soldado norteamericano patrulla la zona de Kandahar, Afganistán.
Un soldado norteamericano patrulla la zona de Kandahar, Afganistán.
Las necesidades de la nueva estrategia norteamericana obligan a "sacar" los soldados de Irak para concentrar sus fuerzas en resolver Afganistán. Para llevar este plan adelante, Obama ya habí­a advertido que necesitarí­a de la mayor colaboración de sus socios europeos, entre ellos, España.
Según algunos medios, el envío de un nuevo contingente de tropas españolas a Afganistán es una decisión tomada.

El gobierno prepara una estrategia para “venderle” a la opinión pública por qué el presidente del “No a la guerra” -que ha estado diciendo a los cuatro vientos que “España no enviará más tropas a Afganistán”- enviará próximamente más hombres a esta devastada zona del planeta.

Zapatero coincide ampliamente con la estrategia de EEUU para Afganistán, según constata el secretario general de Presidencia, Bernardino León, y el consejero de Seguridad Nacional de Barack Obama, James Jones, en su reunión del pasado viernes en Washington.

La Casa Blanca aprobó hace pocas semanas un plan que reforzará Afganistán con 17.000 soldados. Tropas que se sumarán a los 30 mil soldados ya presentes en la zona. Lo que elevará a 47 mil el número de efectivos norteamericanos desplegados en Afganistán.

¿Cómo pretende vender Zapatero su cambio de parecer? Se pregunta el periódico El Público que reseña la noticia.

Una primera alternativa es “echar mano” del programa electoral socialista para las últimas elecciones generales de 2008, donde se hablaba de mantener el “compromiso con un Afganistán democrático y estable” y de continuar “contribuyendo activamente a los esfuerzos de la comunidad internacional”.

Otra estrategia es diferenciar las misiones “puramente militares” de las de “formación”, afirmando que la de Afganistán corresponde al segundo tipo.

Pero el “sol no se puede tapar con un dedo”. Tras la retirada de las tropas españolas de Irak en 2004,  el envío de soldados a Afganistán fue una transacción “compensatoria” del gobierno de Zapatero a la Casa Blanca.

Diga lo que diga Zapatero para justificar este nuevo envío de tropas:  La de Afganistán no es una misión ni humanitaria ni de formación sino de una misión de protección para los EEUU.

El ejército español está inmerso en labores estratégicas al servicio de la política de ocupación de los EEUU.

Una de las exigencias de Obama a los países europeos es que sus tropas participen en más misiones militares.

Nuestros soldados están en Afganistán desde el inicio de la ocupación en 2001. Según datos de la ONU sólo en el 2008 en el país murieron 2.118 civiles, casi un 40 por ciento superior a la cifra registrada el año anterior. ¡Vaya “humanitarismo”!

¡Ni un soldado más a Afganistán!

¡Que vuelvan todos nuestros soldados!
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad