La crisis en etiopia, "lluvia sobre mojado"

¿Qué pasa en Etiopí­a?

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, advirtió que las consecuencias de la crisis que se espera en todo el mundo, hará de este año, "un año muy peligroso".

0
0 votos
24-03-2009
Publicidad
La grave crisis económico-financiera repercute en los paí­ses en ví­a de desarrollo y en los más pobres. El avance de la crisis en el Sur del mundo y África peligra con resentirse duramente de los efectos secundarios de este peligroso dominó. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional han lanzado una señal de alarma y una invitación a los paí­ses ricos a no abandonar el continente africano a un destino con unas pésimas perspectivas. La grave crisis económico-financiera repercute en los paí­ses en ví­a de desarrollo y en los más pobres. El avance de la crisis en el Sur del mundo y África peligra con resentirse duramente de los efectos secundarios de este peligroso dominó. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional han lanzado una señal de alarma y una invitación a los paí­ses ricos a no abandonar el continente africano a un destino con unas pésimas perspectivas.
Desde la caída del Gobierno de Siad Barre en 1991, Etiopía se ha visto sometida a una injerencia por parte del imperialismo parasito yanqui, con el objetivo de desestabilizar esa zona de África para satisfacer sus  interese geoestratégicos y de la expolición de los recursos. Etiopía a sido inducida y alentada a mantener continuamente enfrentamientos con sus vecinos, Eritrea y Somalia principalmente. Con casi de dos décadas de permanencia activa del imperialismo en esa zona. El balance es demoledor y roza casi al exterminio, ya que su actuación fundamental a sido alimentar y mantener los conflictos armados en esas zonas y resultando como el caballo de Atila para los pueblos de la zona. Y ahora para “rematar”  a estos pueblos, provocan esta crisis fruto de la suma de todas las contradicciones del sistema capitalista.
 
En Etiopia los efectos de la crisis no se verán reflejados, en quiebra de sus bancos o la caída de los valores en bolsa, en la venta de coches, o con la dificultad de pagar las hipotecas. En Etiopia como muchos países la crisis será para miles y miles de personas una sentencia de muerte.
 
Más de 126.000 niños y niñas necesitan con carácter urgente atención terapéutica debido a que padecen desnutrición grave. La Oficina de UNICEF en Etiopía advirtió hoy que unos 6 millones de niños y niñas menores de cinco años viven en regiones empobrecidas donde son frecuentes las sequías y requieren urgentemente servicios de atención preventiva de la salud y contra la desnutrición
 
La sequía generalizada y las grandes pérdidas de ganado junto a la escasez de alimentos, así como el vertiginoso aumento de los precios de los mismos, de los combustibles y los fertilizantes, unida a la crisis alimentaria mundial, hacen que la niñez en los países africanos tengan un futuro muy difícil. Desde septiembre de 2007, los precios de algunos cereales han aumentado entre un 50% y un 90%, lo que hace completamente imposible las posibilidades de muchas familias de satisfacer sus necesidades en materia de alimentación.
 
En Etiopia se calcula que unos ocho millones de personas, entre ellas 1,6 millones de menores de cinco años, están gravemente afectadas por la sequía y necesitan ayuda humanitaria con carácter urgente.
 
La salud de millones de etíopes está empeorando día a día, factores que afectan la salud de las personas y los medios de subsistencia son la falta de acceso a agua potable, la escasez de medicamentos y suministros médicos Las zonas afectadas por la escasez también están en riesgo significativo de los brotes de enfermedades: enfermedades diarreicas, el sarampión y la meningitis cerebroespinal. Que se suman a las escalofriantes que alcanza el SIDA en Etiopia. Más de 1.100.000 personas  padecen VIH de los que 100.000 son niños menores de 14 años. Dándose más de 780.000 huérfanos debido al sida entre 0 y 17 años unos 800.000
 
Las personas internamente desplazadas se cuentan por miles, supuestamente en busca de alimentos y agua. viven en condiciones miserables, en virtud de albergues, con un acceso limitado a agua, sin saneamiento, y los cadáveres de animales muertos a su alrededor.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad