La crisis afecta a los pueblos trabajadores sin excepciones.

Miles de americanos al raso.

Las cifras de los americanos victimas de la crisis, como en el resto del mundo, aumenta dí­a a dí­a.

0
0 votos
24-03-2009
Publicidad
Sin luz, sin agua, sin techo, sin médico, sin trabajo… No, no estamos hablando de cualquier paí­s tercermundista, estamos hablando de lo que podrí­amos llamar "la gran pesadilla americana" o el fruto del imperialismo yanqui en su propia casa, al quien su propio pueblo le importa lo mismo que cualquier otro pueblo, es decir "un carajo". Sin luz, sin agua, sin techo, sin médico, sin trabajo… No, no estamos hablando de cualquier paí­s tercermundista, estamos hablando de lo que podrí­amos llamar "la gran pesadilla americana" o el fruto del imperialismo yanqui en su propia casa, al quien su propio pueblo le importa lo mismo que cualquier otro pueblo, es decir "un carajo".
 
El pueblo americano, se encuentra como el resto de los pueblos, sin comerlo ni beberlo, (ya que nunca estamos invitados a disfrutar plenamente de los beneficios que se apropia el capitalismo aberrante de la plusvalía de nuestro trabajo), pagando, eso si, las consecuencias de una crisis mundial y que no acaba nada mas que empezar.
 
Un pueblo, el americano, al que le habían “abducido” de la realidad con “el gran sueño americano”, se despierta con la posibilidad para muchos y la certeza para el resto, de perder todo con lo que habían soñado. Como el resto de los mortales que, de una manera más o menos conscientes, se han encontrado en la trayectoria del imperialismo parasitario, las oligarquías financieras insaciables o los grandes carroñeros monopolistas.
 
El abismo social en los EEUU, se ha acentuado de una forma inimaginable hace un par de años, para una clase media que pasa de la noche a la mañana a la indigencia. Una realidad, que hace eso un par de años, era oculta “bajo la alfombra”. Ahora ha alcanzado tal dimensión que las cifras se desfasan día a día, se suman a diario las miles de familias que viven en tiendas de campaña en campos de refugiado que tienden a convertirse en permanentes, campos que lo poco que le diferencian de los campos de refugiados que ha originado y sembrado el imperialismo yanqui por todo el mundo, es que los campos de refugiados americanos es que estos tiene cubos de basura.
 
Por lo tanto aumenta el número de niños que viven en la calle, que terminaran siendo descolarizados, que tendrán más difícil el acceso a una alimentación adecuada, que vivirán en un entorno inadecuado, que se sumaran a los millones de niños que llevan años que “solamente engordan” las cifras de victimas de las políticas de interese imperialistas.
 
A los americanos, los monopolios de la comunicación imperialista, les había “ahorrado” las escenas mas devastadoras que producían sus políticas de “derechos humanos” y “luchas por la democracia” en otros países. Ahora les ocultaran a realidad del pueblo americano, espero sinceramente que esta situación, sirva como revulsivo para el pueblo trabajador americano y que asuma y asumamos, que solo se sale de la crisis, uniéndonos todos los trabajadores, en acciones no puntuales, sino forzando a que esta crisis no acabe con nosotros sino con el capitalismo, el padre de todos los males.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad