Sectores en crisis: MAESA, farolillo rojo

Un paí­s de servicios, una empresa de recambios

Hablamos con Emilio Trillo Garcí­a Miembro Comité empresa de MAESA y miembro de la ejecutiva comarcal del Henares por UGT (comarca Este de Madrid)

0
0 votos
05-01-2009
Publicidad
Los trabajadores de MAESA, MANUFACTURAS Y ACCESORIOS ELECTRICOS, S.A, afrontan en su planta de Torrejónde Ardoz un Expediente de Regulación de Empleo temporal hasta mayo. Sin embargo, el tema de fondo no afecta sólo al peligro de pérdida de 280 empleos. Los trabajadores de MAESA, MANUFACTURAS Y ACCESORIOS ELECTRICOS, S.A, afrontan en su planta de Torrejónde Ardoz un Expediente de Regulación de Empleo temporal hasta mayo. Sin embargo, el tema de fondo no afecta sólo al peligro de pérdida de 280 empleos.
La industria auxiliar
         El sector del automóvil es el que expresa más nítidamente el papel de España como plataforma subsidiaria al servicio de los intereses de los monopolios extranjeros. Hablando con Emilio Trillo descubrimos como esto afecta también la industria auxiliar en cuanto a la colocación de España en la división internacional del trabajo. Primero, la empresa auxiliar no es tan auxiliar “porque no nos engañemos, las grandes plantas son sólo de ensamblaje del automóvil. Las piezas se fabrican en otras partes de España. Seat no fabrica puertas, las puertas se las hacen en Logroño pon por caso”. Lo cual hace que no se entienda la desproporción entre la gran movilización de las grandes plantas de ensamblaje (Cataluña) y la escasa de las empresas auxiliares.

        “Trabajamos en una multinacional alemana (Hella España Holdings, S.L.)  que tiene unos 280 trabajadores. Se dedica al sector del automóvil, hace la parte de la iluminación, la parte trasera de los coches. Trabajamos para SEAT, Volkswagen, BMW, Audi. Hay una cartera de clientes bastante amplia. Hay otra empresa filial nuestra en Baganzo, que es un pueblo de Madrid, que se dedica también al sector del automóvil y hacen los rales y las bocinas. Son unos 150 trabajadores.  El problema que tenemos es que debido a la bajada de las ventas del automóvil, han aumentado las pérdidas de la empresa y nos plantean hacer una regulación de empleo temporal de 56 días. Es la misma línea que afecta al sector del automóvil en Cataluña.

        Aquí en Madrid mismo nosotros como empresa multinacional trabajamos con muchas empresas subsidiarias nuestras, proveedores nuestros, empresas pequeñas de 30 o 40 trabajadoras que están cerrando directamente. Llevan 3 meses sin pagar. Las que no cierran abren expedientes o rescisión de contratos, pasan de 40 a 20 o 15 trabajadores. Ahora en UGT estamos a tope arriba de demandas por despidos injustos, mal hechos, sin ningún tipo de negociación. Despiden automáticamente y se quitan a la gente de en medio.
 
El primer equipo
Pero, en segundo lugar, tras el ERE existe el plan para hundir todavía más la posición de la empresa española en la división internacional del trabajo. De producir los faros para los coches nuevos de fábrica, ahora pretenden que produzca los faros para recambios. Lo cual otorga un grado de inestabilidad mucho mayor. Cuestión que tiene que ver con que el sector del automóvil de conjunto está en manos extranjeras. “Exactamente, cualquier empresa que ha planteado cualquier tipo de expediente, lo conozco perfectamente en el caso de Renault, o nosotros que somos una empresa alemana,  antes de que Alemania se quede sin trabajo nos dejan a nosotros sin. Renault ya lo planteó, antes de presentar un ERE en Francia, lo plantearían aquí. Si en España tenemos trabajo y en Alemania no, tenemos claro que se irán llevando el producto para fabricarlo allí.
Aquí vivimos más de los centros comerciales y los servicios que de la industria. Tendríamos que invertir más que nadie en I+D+i y no se está haciendo nada. No tenemos productos propios ni patentes.
Nuestra empresa lo que han hecho es crear nuevas plantas en países como India, China o Europa del Este. Donde hacen lo que llamamos el primer equipo, el faro o el piloto que sale de fábrica. El primer equipo es lo que te da garantía de trabajo, eso se lo van llevando fuera. Ser empresa de recambios es el futuro que tienen para nosotros.”
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad