PSOE-PP: deben recuperar la libertad y desmontar el poder etnicista

Libres y sin etnicismo

Los ejes del nuevo gobierno deben ser recuperar la libertad en todos los ámbitos y desmontar los centros etnicistas creados en el poder autonómico para inocular e imponer sus proyectos a los vascos.

0
0 votos
24-03-2009
Publicidad
El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, aseguró que sólo un acuerdo polí­tico entre su formación y el PSE, "tendrá la estabilidad suficiente para poder gobernar". Sobre el acuerdo preferente con el PSE, explicó que son los ejes del cambio que han firmado. Su apoyo a López obedece a la intención de lograr "un cambio de polí­ticas" con un gobierno que "tenga como prioridad el fin del terrorismo, su derrota, que los vascos vivamos en libertad, que se ocupe de los asuntos que afectan a los ciudadanos y no de las identidades, de los territorios y los planes". El secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares, se mostró convencido de que su partido logrará "un acuerdo" con PP sobre "los grandes objetivos", que desarrollará, después, el Gobierno dirigido por Patxi López. Además, aseguró que habrá cambios "muy importantes" en la lucha contra ETA, en la deslegitimación de la violencia y en que no haya "espacios de impunidad". Nos alegran estas palabras pero debemos insistir en que los ejes del nuevo gobierno deben ser recuperar la libertad en todos los ámbitos y desmontar los centros etnicistas creados en el poder autonómico para inocular e imponer sus proyectos a los vascos. El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, aseguró que sólo un acuerdo polí­tico entre su formación y el PSE, "tendrá la estabilidad suficiente para poder gobernar". Sobre el acuerdo preferente con el PSE, explicó que son los ejes del cambio que han firmado. Su apoyo a López obedece a la intención de lograr "un cambio de polí­ticas" con un gobierno que "tenga como prioridad el fin del terrorismo, su derrota, que los vascos vivamos en libertad, que se ocupe de los asuntos que afectan a los ciudadanos y no de las identidades, de los territorios y los planes". El secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares, se mostró convencido de que su partido logrará "un acuerdo" con PP sobre "los grandes objetivos", que desarrollará, después, el Gobierno dirigido por Patxi López. Además, aseguró que habrá cambios "muy importantes" en la lucha contra ETA, en la deslegitimación de la violencia y en que no haya "espacios de impunidad". Nos alegran estas palabras pero debemos insistir en que los ejes del nuevo gobierno deben ser recuperar la libertad en todos los ámbitos y desmontar los centros etnicistas creados en el poder autonómico para inocular e imponer sus proyectos a los vascos.
          Para mantener e imponer su régimen de terror, miedo y silencio sobre los vascos, la camarilla de los Ibarretxe y Arzallus se convirtieron en algo más que un gobierno, construyeron un auténtico y completo régimen que va desde la educación y las televisiones públicas, hasta las sociedades gastronómicas o clubes deportivos, que ha ido extendiendo sus tentáculos sobre el conjunto de la sociedad. Por tanto, cortarle los tentáculos al pulpo, conquistando cada vez más espacios de libertad, debe ser una de las principales tareas del nuevo gobierno vasco. El momento de aprovechar esa mayoría política en el parlamento vasco para quitar al nacionalismo étnico todos los resortes de poder posibles, que inevitablemente utilizarán para obstruir y boicotear la labor del nuevo gobierno, creándole toda clase de dificultades. El cambio político hacia la libertad exige enviar a la oposición al PNV en todos los terrenos, político, policial, administrativo,  educativo, etc. Y expulsarle de todos los organismos públicos o entidades dependientes.

          El nuevo gobierno vasco debe tomar medidas como la libertad de elección en la educación; medidas para que la EiTB deje de inocular el virus etnicista, de llevar permanentemente a los portavoces de ETA y sus organizaciones o de que haya voces que justifiquen los crímenes terroristas; medidas para que la policía vasca dedique lo mejor de sus fuerzas a acabar con ETA; medidas para que deje de darse dinero público a organizaciones vinculadas con ETA y sus actividades de todo tipo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad