Montilla traslada "todo su apoyo" a la brutal actuación de la policí­a autonómica contra las movilizaciones anti-Bolonia

La represión verde

Ante el aumento de las movilizaciones -no sólo estudiantiles, también obreras- como resultado de la crisis, el tripartito opone un preocupante incremento de la brutalidad policial.

0
0 votos
24-03-2009
Publicidad
En la clausura de la Escuela de Invierno del PSC, José Montilla ha trasladado "todo su apoyo" a los rectores y los mossos d´esquadra, avalando la brutal represión de la policí­a autonómica contra las movilizaciones estudiantiles anti-Bolonia. El desalojo de los estudiantes que ocupaban el claustro de la universidad, y las posteriores cargas contra una manifestación, han dejado el saldo de 81 heridos, entre ellos 30 periodistas que cubrí­an la noticia. La conselleria de interior, presidida por el "ecosocialista" Joan Saura, parece haber inventado la "represión verde", donde, recordando los peores tiempos del franquismo, la policí­a ocupa las universidades a golpe de porra. Una actuación policial que ha desatado la respuesta del conjunto de la sociedad catalana. En la clausura de la Escuela de Invierno del PSC, José Montilla ha trasladado "todo su apoyo" a los rectores y los mossos d´esquadra, avalando la brutal represión de la policí­a autonómica contra las movilizaciones estudiantiles anti-Bolonia. El desalojo de los estudiantes que ocupaban el claustro de la universidad, y las posteriores cargas contra una manifestación, han dejado el saldo de 81 heridos, entre ellos 30 periodistas que cubrí­an la noticia. La conselleria de interior, presidida por el "ecosocialista" Joan Saura, parece haber inventado la "represión verde", donde, recordando los peores tiempos del franquismo, la policí­a ocupa las universidades a golpe de porra. Una actuación policial que ha desatado la respuesta del conjunto de la sociedad catalana.
En 1999, Joan Saura increpaba desde el grupo mixto al entonces ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, denunciando que la represión policial contra las manifestaciones ocupas “nos ha metido en el túnel del tiempo. Ese día recordamos actuaciones policiales de épocas no democráticas. No había ninguna diferencia: la brutalidad de la carga, la batalla campal, las bolas de goma, todo igual”.
Hoy, Joan Saura es, como conseller de interior de la Generalitat, el comisario en jefe de una policía autonómica que acumula denuncias por brutalidad y malos tratos. Por esos “servicios”, Saura cobra un sueldo anual de 120.000 euros, un tercio más que el presidente del gobierno.
Ante las movilizaciones estudiantiles contra el Plan Bolonia, que esconde una privatización y elitización de la universidad, Saura ha lanzado “todo el peso de la ley”.
La policía autonómica penetró en la universidad, algo que no ocurría desde el franquismo, y desalojo brutalmente a los 53 estudiantes que permanecían encerrados en el rectorado. Seis estudiantes fueron detenidos y 16 detenidos por desobediencia a la autoridad.
Frente a la manifestación de protesta del desalojo convocada inmediatamente, los mossos respondieron con una brutalidad inusitada, dejando 81 heridos de distinta consideración, entre ellos estudiantes, periodistas -hasta 30 según el Col.legi de Periodistes de Catalunya-, transeúntes…
La respuesta a esta “represión verde” no se ha hecho esperar, y recorre toda la sociedad catalana.
El Sindicato de Periodistas de Cataluña (SPC) ha denunciado que la actuación policial "ha dejado contusionados" a varios fotógrafos de prensa, "algunos de ellos han sido golpeados en las piernas, por debajo de las rodillas, lo que evidencia la clara intencionalidad de causar daño por parte de los agentes que han intervenido en el operativo”.
La Associació Els Verds Esquerra Ecologista ha pedido el cese o la dimisión inmediata de Saura, denunciando que "una persona que se hace llamar ecologista y de izquierdas ejerza la represión policial al mismo nivel que la etapa más oscura”, criticando “el doble discurso de ICV, que predica una cosa y hace totalmente lo contrario”.
Profesores y trabajadores de la universidad se han sumado a las denuncias. La Asamblea de Personal Docente e Investigados (PDI) y de Personal de Administración y Servicios (PAS), han criticado “la violenta carga policial (…) un paso más en la escalada de represión y criminalización contra el movimiento estudiantil”.
Varias páginas de internet se han abierto recogiendo miles de adhesiones exigiendo la dimisión de Saura.
Ante el aumento de las movilizaciones –no sólo estudiantiles, también obreras- como resultado de la crisis, el tripartito opone un preocupante incremento de la brutalidad policial.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad