Extremadura

Los regantes en lucha

La factura de la luz de los regantes de la región sube un 30% en sólo un año

0
0 votos
23-03-2009
Publicidad
La supresión de la tarifa especial amenaza con detener la modernización del regadí­o. El hecho de que el goteo y la aspersión están extendidos en Extremadura convierte a esta región en una de las más afectadas de toda España. La supresión de la tarifa especial amenaza con detener la modernización del regadí­o. El hecho de que el goteo y la aspersión están extendidos en Extremadura convierte a esta región en una de las más afectadas de toda España.
Piden al Gobierno que restablezca la tarifa especial agrícola, fije un IVA reducido --como ocurre, por ejemplo, en Italia--, pagar sólo por la potencia consumida en los meses de riego --actualmente pagan 6.000 euros mensuales durante todo el año como peaje de acceso al servicio, aunque solo riegan cinco o seis meses-- y gestionar las estaciones elevadoras. Estas son las reivindicaciones de las asociaciones de regantes extremeñas que se han juntado este fin de semana pasado para analizar el problema de la luz. La factura de la luz ha crecido un 32% para los regantes extremeños a lo largo de 2008.
La polémica del ajuste en la facturación de la luz con la que inauguramos el año no es la única referente a los pasos que las electricas van a dar para blindarse en tiempos de crisis.
Lo mismo que se ha eliminado la tarifa nocturna para implantar la "tarifa valle" en los hogares, se ha eliminado la tarifa especial para riego  agrícola.
La asamblea de ayer de la Comunidad de Regantes de Guadiana del Caudillo, a la que pertenecen unos 380 agricultores y cerca de 3.000 hectáreas de regadío en la provincia de Badajoz, fue monográfica: la escalada de precios de la luz.  Afirman que están vendiendo los productos  por debajo de su coste".

Representantes de las Comunidades Regantes del Tajo afirman que han pasado de pagar 729.000 euros durante el 2007 en concepto de consumo eléctrico, a 941.000 el año pasado. Una de ellas, la Comunidad de Regantes del Alagón está formada por 34.000 hectáreas. Aunque no todas son de riego, el gasto se distribuye a partes iguales entre todos los socios, porque la factura es colectiva. Es decir, sus miembros aportan la misma cuantía independientemente de cuánto gaste cada uno y este incremento de precios está afectando al bolsillo de todos. Un dato: si se calcula por superficie, el coste medio de electricidad se ha encarecido de 21,45 euros por hectárea en el 2007 a 27,68 euros en el 2008.
Otra comunidad de las zonas de regadío más importante de la comunidad autónoma, la del entorno del Zújar, en Badajoz, agrupa a 6.500 agricultores y más de 20.000 hectáreas. En su caso, han cerrado el 2008 con un incremento de cerca de 600.000 euros respecto al ejercicio anterior, cuando pagaron algo menos de dos millones de euros. 

En la entrevista que deverdaddigital hizo a la Federación Nacional de Comunidades Regantes de España (Fenacore), su presidente ya daba cuenta de que Extremadura iba a ser (junto a Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón) una de las regiones más afectadas por los cambios en las tarifas eléctricas puesto que son las zonas en las que hay una mayor implantación del   riego por aspersión y el automotriz (aspersión móvil o motorizada). El 20% de toda la superficie regable de Extremadura, unas 45.695 hectáreas, se riegan con estos sistemas. 

El sistema de goteo es una de las formas más eficientes de riego en cuanto al gasto de agua, pero también consume una alta cantidad de energía. Por eso,  las 61.514 hectáreas (27% del total) que funcionan con este sistema están igualmente afectadas por la subida.
Las consecuencias no son únicamente que se frene el proceso de modernización agrícola sino que muchos agricultores "emigren" hacia tipos de cultivos que exijan menos agua y energía.
 
 

 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad