El gobierno ultima la "hoja de ruta" del segundo plan de rescate bancario

El "manguerazo"

Miguel Sebastián y el clan Intermoney, cantera del equipo de asesores económicos de Zapatero, defienden "el manguerazo": necesidad de una inyección masiva de capital público en las cajas de ahorros.

0
0 votos
22-03-2009
Publicidad
Ante el acelerado empeoramiento de la situación económica, la banca reclama ya con urgencia al gobierno la puesta en marcha del segundo plan de rescate bancario, El equipo económico de Zapatero ultima con la banca la "hoja de ruta" de este segundo plan de rescate que pasarí­a por un mapa de fusiones para, según el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, "salvar a la banca menos solvente".
 (EFE)
El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, Juan Ramón Quintás, ante la Comisión de Economí­a del Congreso, exigió un segundo plan de rescate para las cajas.
(EFE) El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, Juan Ramón Quintás, ante la Comisión de Economí­a del Congreso, exigió un segundo plan de rescate para las cajas.
Ante el acelerado empeoramiento de la situación económica, la banca reclama ya con urgencia al gobierno la puesta en marcha del segundo plan de rescate bancario, El equipo económico de Zapatero ultima con la banca la "hoja de ruta" de este segundo plan de rescate que pasarí­a por un mapa de fusiones para, según el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, "salvar a la banca menos solvente".
Las cajas de ahorro resultan ser la parte fundamental de esa “banca menos solvente”, algunas ya en quiebra y muchas al borde la insolvencia por el alarmante crecimiento de la morosidad. Las provisiones acumuladas desde hace casi 10 años se esfumarán este mismo año, al pasar de una morosidad que ya está en el 3,8% al 8% o 9%; lo que supone que los créditos impagados llegarán a los 100.000 millones de euros que se suman a los 63.000 millones de 2008.
Son ellas, por lo tanto, los principales destinatarios del nuevo plan de rescate.
 
Estaríamos al inicio de un nuevo proceso de concentración del sistema financiero que pasa por la concentración de las cajas de ahorros (como ya se está haciendo con Unicaja y la Caja de Castilla-La Mancha), para lo que el gobierno y la gran banca estarían consensuando una “hoja de ruta” que considere diferentes escenarios incluso más allá de lo que las leyes actuales permiten: fusiones entre cajas de distintas comunidades o fusiones de un banco con una caja.
Un proceso subvencionado con el dinero de todos para lo que el gobierno (como ya anunció el ministro Solbes) está dispuesto no sólo a utilizar el Fondo de Garantías de Depósitos, FGD, (7.000 millones de euros) sino a que el Estado aporte todo el dinero público necesario para el proceso. Pero si sólo la fusión ya en marcha de Unicaja-Caja Castilla-La Mancha se llevaría unos 4.000 millones para cubrir el agujero de la entidad manchega, más de la mitad del FGD, ¿cuánto dinero público está dispuesto a entregar el gobierno en este segundo plan de rescate? De nuevo, como con el primero, el dinero de la nueva concentración bancaria va a salir del bolsillo de todos los españoles, Si ya tenemos una “hipoteca-bis” del primer plan, se está gestando una “tercera-hipoteca” que pagaremos durante las próximas décadas.
 
Existe un segundo agravante de este proceso. Los grandes beneficiados de la concentración subvencionada con dinero público van a ser los bancos, ya que la “hoja de ruta” del gobierno abre la puerta a que éstos puedan quedarse con alguna caja, con su capital y su mercado. Y las burguesías burocráticas regionales (adscritas sobre todo a los dos grandes partidos PP y PSOE, y a los partidos nacionalistas) que controlan los consejos de administración de las cajas y que son responsables directos de su situación de quiebra. Con la fusión saldrán del agujero que ellos han creado y verán reforzado su instrumento financiero.
¿Quién le va a pedir responsabilidades no sólo a los presidentes de estas cajas, sino a toda la pléyade de consejeros y responsables políticos en las comunidades autónomas bajo cuya dirección se ha provocado la quiebra?
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad