Prestige: la juez exculpa a Fomento y mantiene la imputación del capitán y sus ayudantes

¿Y la petrolera que contrató al Prestige?

Este juicio se descarga en el capitán y los maquinistas y deja fuera a los responsables del gobierno y a la multinacional que contrató el barco.

0
0 votos
21-03-2009
Publicidad
La juez exculpa los responsables del Ministerio de Fomento -quienes alejaron el barco provocando un vertido mayor y cuya lentitud e inutilidad condujeron a multiplicar la catástrofe. Su hundimiento produjo una de las peores catástrofes ecológicas de España. El petrolero vertió al mar y la costa 77.000 toneladas de fuel. La juez exculpa los responsables del Ministerio de Fomento -quienes alejaron el barco provocando un vertido mayor y cuya lentitud e inutilidad condujeron a multiplicar la catástrofe. Su hundimiento produjo una de las peores catástrofes ecológicas de España. El petrolero vertió al mar y la costa 77.000 toneladas de fuel.
La sarta de errores y despropósitos del gobierno de Aznar y la Xunta, el intento de negar o minimizar la catástrofe, la racanería y la resistencia a poner todos los medios, incluso el ejército... con la tragedia del Prestige desveló el carácter parasitario de un Estado que sólo se movía -y sólo se sigue moviendo- para defender los intereses monopolistas o hegemonistas.

Pero la juez acaba de exculpar a los responsables del Ministerio de Fomento del gobienro de Aznar. Brilla por su ausencia también en este "juicio" la principal responsabilidad: ¿No se juzga a la petrolera que contrató el barco y que era propietaria de la carga? 

Tenemos precedentes como el juicio contra Exxon, donde por un vertido contaminante tuvo que pagar la indemnización correspondiente.

Más de 3.500 buques surcan los mares transportando el oro negro. Uno de cada tres, casi 1.200, son como el Prestige, auténticas bombas negras: no reúnen condiciones de seguridad; navegan con tripulaciones precarias insuficientemente preparadas; bajo las banderas de conveniencia de países como Liberia, Panamá, Bahamas o Malta. 

Empresas fantasma o armadores griegos se ocultan los auténticos y «respetables» hombres de negocios dueños del petróleo, banqueros, casas reales como la inglesa, financieros, etc. 

A partir de ahora el juicio del Prestige empezará su curso definitivo, pero se trata de un proceso judicial para “lavar la cara” ya que deja fuera a los principales responsables de la tragedia.  

Es muy lamentable que la justicia se descargue toda la responsabilidad de la tragedia en el capitán y los maquinistas, que alguna tendrán,  pero no la única ni, por supuesto, la principal.
El hundimiento del Prestige , y ahora este “juicio-fraude”, dejan al descubierto la verdadera trama criminal que se oculta detrás de las multinacionales del petróleo y la complicidad de los gobiernos con sus intereses. 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad