India rechaza la petición de EE UU de retirar tropas de Cachemira

India otro actor en el conflicto de Afganistán

Muchas veces se describe esta región como el territorio más militarizado del mundo. En la Cachemira india, con unos 10 millones de habitantes, hay 500.000 soldados.

0
0 votos
05-04-2009
Publicidad
El atentado contra la embajada india en Kabul es también consecuencia indirecta de la nueva dirección del Gobierno indio en materia exterior. El ataque iba dirigido contra la presencia india en Afganistán. El atentado contra la embajada india en Kabul es también consecuencia indirecta de la nueva dirección del Gobierno indio en materia exterior. El ataque iba dirigido contra la presencia india en Afganistán.
La India ha rechazado una petición de Estados Unidos para que repliegue a sus soldados desplegados a lo largo de la frontera entre la India y Pakistán como gesto de buena voluntad, informó el viernes la cadena de televisión local Times Now.

El gobierno indio comunicó a EEUU que la India no ha aumentado sus tropas en la frontera con Pakistán, pero en cambio culpó a Pakistán de desplegar más soldados en la Lí­nea de Control de Cachemira, añade el informe.

Estas declaraciones fueron realizadas por el secretario de Asuntos Exteriores, Shivshankar Menon, durante su reciente visita a Washington, según el informe.

El informe también citaba a fuentes de la Defensa de la India afirmando que Pakistán ha desplegado varias brigadas militares a lo largo de la frontera entre la India y Pakistán en los corredores de Jehlum-Chenab y Chenab-Ravi.

Las fuerzas se han retirado de las regiones tribales del norte y del oeste de Pakistán para desplegarse en la frontera con la India, dice el informe.

Pero la embajada de EEUU en Nueva Delhi ha restado importancia a los informes de la prensa sobre la petición de EEUU a la India de que retire sus tropas de la frontera, según el informe.

Muchas veces se describe esta región como el territorio más militarizado del mundo. En la Cachemira india, con unos 10 millones de habitantes, hay 500.000 soldados. En la Cachemira paquistaní­, todo aquel que defienda ideas independentistas en vez de anexionistas es considerado subversivo. Desde 1947, los cachemires y su tierra han sido ví­ctimas y escenario de cuatro guerras.

La congresista Jane Harman, presidenta del subcomité para Evaluar Riesgos Terroristas y Compartir Información sobre Inteligencia y Seguridad Nacional, declaró a la cadena que Obama deberí­a incluir a India en su estrategia para Afganistán y Pakistán.

Algo a lo que Nueva Delhi se resiste ferozmente. Motivo éste por el que el Gobierno de Obama ha preferido continuar la senda de rearmar al paí­s a cambio de su colaboración, sin considerarlo formalmente un actor. Con todo, el hecho de que el enviado especial para Pakistán y Afganistán, Richard Holbrooke, visitase India durante su primera visita a la región pone de manifiesto que la Administración estadounidense necesita tratarlo como un todo.

El atentado contra la embajada india en Kabul es también consecuencia indirecta de la nueva dirección del Gobierno indio en materia exterior. El ataque iba dirigido contra la presencia india en Afganistán, y por tanto, puede sospecharse detrás de él a las fuerzas talibán (ya en el pasado India se alineó con la Alianza del Norte frente a ellas) o bien algún grupo que contarí­a con el beneplácito de los servicios secretos paquistaní­es. No podemos olvidar que el pulso que mantienen Delhi e Islamabad en torno al vecino afgano es muy importante, y en Pakistán no ven con buenos ojos ese protagonismo que estarí­a cobrando India en Afganistán.

A la administración de Obama, de acuerdo con su nueva polí­tica para Afganistán y Pakistán, con la que intentan dividir a la insurgencia, llegando a acuerdos y financiándolos directamente o como el acuerdo del gobierno de Pakistán con las autoridades tribales de la frontera con Afganistán, dejándoles instaurar la ley Islámica.
Le interesarí­a que Cachemira, conflicto que durante años el gobierno Pakistaní­ ha insuflado un movimiento independista e islámico que ha calado en la población, se enfrí­e con la colaboración de India. Que ante unas elecciones generales próximas y el poder de los partidos hinduistas que han alentado históricamente este conflicto es poco probable que ceda de momento a tal alternativa

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad