Exposiciones

Todo Albéniz

Gracias a la providente aparición de Felip Pedrell, Albéniz se engancho a la tradición y a las gentes; "un hilo de agua cristalina".

0
0 votos
22-03-2009
Publicidad
Isaac Albéniz (1860-1909), inauguró con Granados y Falla las puertas abiertas de la música española. En el centenario de su muerte el Museo de la Música de Barcelona se preocupa por él y se compromete a velarlo hasta el 27 de julio. El genio de Campodrón, recorrerá por enésima vez los escenarios españoles en forma de exposición. Isaac Albéniz (1860-1909), inauguró con Granados y Falla las puertas abiertas de la música española. En el centenario de su muerte el Museo de la Música de Barcelona se preocupa por él y se compromete a velarlo hasta el 27 de julio. El genio de Campodrón, recorrerá por enésima vez los escenarios españoles en forma de exposición.
Isaac Albéniz escribió su obituario a hombros de los barceloneses, pero recorrió medio mundo escribiendo con tinta de semilla española – justamente la mitad que está entre París, Londres, Barcelona y Bruselas -. Gracias a la providente aparición de Felip Pedrell, Albéniz se engancho a la tradición y a las gentes; “un hilo de agua cristalina”. Desde las salas de conciertos más refinadas, hasta fiestas y bailes populares, Albéniz se hizo querido y reconocido por su talento, perfección y cercanía.

La exposición mostrará, a partir del 29 de abril, el piano personal del compositor. Un instrumento construido por C. Rönisch en 1905, donado por la familia Albéniz. El Auditorio de Barcelona llevará a cabo simultáneamente audiciones con instrumentos originales restaurados para recuperar su sonoridad original.

Un ciclo de conferencias, ocho conciertos… March Rossich y Miquel Bofill recuperarán en el Cabaret Albéniz sus zarzuelas y obras cómicas – 26 de marzo -, Stefano Grondona y Laura Mondiello interpretarán su música con dos guitarras Torres el 29 de marzo, y Daniel Ligorio dará un concierto con el piano restaurado del compositor el 29 de abril.

El programa Albéniz no se queda ahí en el tiempo: Miguel Baseda interpretará piezas de Albéniz con el mismo piano en el Festival de Música Antiga, y Lluís Avendaño lo hará con la Suite Iberia en la Temporada de Cambra. La Orquesta Simfònica de Barcelona i Nacional de Cataluña estrenará una obra de Enric Palomar inspirada en Iberia, interpretará “Escenas sinfónicas” de Albéniz y otras piezas de compositores cercanos al universal gironés.

Pero tampoco en el espacio: También el Teatro Real y el Auditorio Nacional llevan desde el 9 de febrero rodando un ciclo homenaje, cuya próxima cita es el 31 de marzo, con un recital de la mezzosoprano Elena Gragera, acompañada al piano por Antón Cardó. Ambos estuvieron ya de gira en el 2003 con “En torno a Albéniz”, una compilación de piezas inglesas hecha por Antón Cardó y Jacinto Torres

Entre el 25 y el 30 de enero, el pianista tinerfeño Gustavo Díaz Jerez dedicó su programa integro a Suite Iberia en el marco del 25 Festival de Música de Canarias, en el que también se estreno la versión original en inglés de la ópera Henry Clifford, rescatada por el director José de Eusebio. El 2 de abril Gustavo Díaz Jerez participa en el homenaje del Conservatorio Superior de Música de Canarias, inaugurado por el pianista Guillermo González.

A finales de enero, la actuación del pianista Eduardo Fernández marcó el inicio del ciclo Martes Musicales de Ávila que se prolongará hasta el 21 de abril, de nuevo, con la Suite Iberia.

El noviembre pasado, en el Festival de Música Española de Cádiz, Oscar Martín al piano, Andrés Marín al baile y Antonio Coronel a la percusión cuadraron el lenguaje flamenco interpretando al maestro.

A mediados de febrero del año pasado, Juan Manuel Cañizares llevó su “Suite Iberia” por el continente hispanoamericano y nueve ciudades norteamericanas. Un lujo en manos de uno de los mejores guitarristas flamencos del momento.

Hace 2 años James Tocco, el pianista de Michigan de origen italiano, sacó a la venta un magnífico disco sobre la obra de Albéniz de pieza de coleccionista. Y en noviembre el virtuoso guitarrista Javier Riba presentó su disco en torno a la obra de Albéniz, superando, si cabe, las interpretaciones del Trío Iberia de la época a laúd, guitarra y bandurria, y los arreglos de Miquel Llobet para dos guitarras.

Todo, todo… todo Albéniz
 
                                               
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad