Murcia: medio millón de personas por la continuidad del trasvase Tajo-Segura

¿Agua para todos?

Las reformas insolidarias de los estatutos de autonomí­a están en la base de este nuevo capí­tulo de "la guerra del agua".

0
0 votos
19-03-2009
Publicidad
Más de 500.000 personas según los convocantes, 400.000 según la policí­a municipal, llegadas de toda la región de Murcia, Alicante, Valencia y Almerí­a se manifestaban ayer en Murcia. Convocados por el Sindicato Central de Regantes, con el apoyo de todos los partidos, incluidos el PP y el PSOE de Murcia y la Comunidad Valenciana, por la continuidad del trasvase Tajo-Segura. Y en contra de que el nuevo Estatuto de Castilla-La Mancha, que se tramita ahora en el Congreso de los Diputados, incluya la fecha de caducidad del trasvase en 2015. Más de 500.000 personas según los convocantes, 400.000 según la policí­a municipal, llegadas de toda la región de Murcia, Alicante, Valencia y Almerí­a se manifestaban ayer en Murcia. Convocados por el Sindicato Central de Regantes, con el apoyo de todos los partidos, incluidos el PP y el PSOE de Murcia y la Comunidad Valenciana, por la continuidad del trasvase Tajo-Segura. Y en contra de que el nuevo Estatuto de Castilla-La Mancha, que se tramita ahora en el Congreso de los Diputados, incluya la fecha de caducidad del trasvase en 2015.
Mientras, desde la comunidad de Castilla-La Mancha, el presidente del gobierno manchego, el socialista José María Barreda, apoyado por la presidenta del PP y número dos del PP, María Dolores de Cospedal, pedía que los agricultores beneficiados por el trasvase den las gracias porque “durante 30 años hayamos enviado 10.000 hm3, 10.000 Bernabéus llenos de agua, a regiones que han creado una riqueza que aquí no hay”.
 
La división territorial del PP y PSOE, defendiendo posiciones contrarias en cada comunidad pone completamente de manifiesto, si es que no estaba ya claro para todos, que la llamada “guerra del agua” ha sido creada por los intereses, primero del gobierno de Zapatero con sus socios nacionalistas, y luego de las castas políticas y las burguesías locales que la han utilizado según sus intereses partidistas, llevándolos hasta el enfrentamiento de unas comunidades con otras.
 
Los estatutos insolidarios (que incluyen la caducidad de los trasvases o el blindaje de los ríos) no son fruto de las demandas populares sino del enfrentamiento entre partidos y burguesías. ¿Cómo podemos fiarnos de partidos y dirigentes que dicen una cosa en Murcia, otra en Castilla-La Mancha y otra en Madrid? Sólo defienden sus intereses.
Agua para todos SÍ. Pero desde la unidad, la solidaridad y la búsqueda de soluciones integrales y consensuadas a una problema que es un bien común de todos los españoles.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad