Corresponsalia Euskadi

Nuevo proceso de paz o como salvar los platos

La falta de un pivote en el ejecutivo vasco para los proyectos de los sectores más etnicistas de la izquierda aberzale (batasuna) hace divergir la forma de gestionar esta debacle.

0
0 votos
19-03-2009
Publicidad
El lí­der de Batasuna, Ornaldo Otegi, una entrevista concedida a ETB, se ha mostrado convencido de que el Gobierno socialista de Zapatero impulsará una nueva negociación con ETA "sin tardar excesivo tiempo". Y ha declarado su firme compromiso personal para construir ese proceso. El lí­der de Batasuna, Ornaldo Otegi, una entrevista concedida a ETB, se ha mostrado convencido de que el Gobierno socialista de Zapatero impulsará una nueva negociación con ETA "sin tardar excesivo tiempo". Y ha declarado su firme compromiso personal para construir ese proceso.
En una coyuntura donde el PNV ha perdido el poder del ejecutivo vasco y la línea más aventurera “la que se querría tirar al monte para dinamitar la nueva situación a las bravas” no cuenta ya con el respaldo popular que tenía, éstas palabras de las corriente de los “negociadores” ven su oportunidad de ganar fuerza. Así mientras hay voces que no salen del raca raca de las elecciones antidemocráticas por la ilegalización de batasuna, y de la deslegitimación de este nuevo Gobierno que llega de la metrópoli entrando en una espiral sin salida. La oportunidad de un nuevo proceso de paz en esta coyuntura con buen término volvería a permitir a esta organización a concurrir a las urnas. La cuestión es no quedarse fuera del reparto de “los dineros”.
                                                                                                     
   En la entrevista declaró que aunque ahora hay más dificultades puesto que la credibilidad de la sociedad vasca se vio muy afectada por el último proceso de tregua, en su opinión el brazo político de ETA debe hacer “parte de autocrítica” por “los dos últimos procesos”. Y no paró de insistir en “que hay condiciones en este país para ganar un escenario democrático, para ganar un Estado y para hacerlo desde la izquierda”. Hay "una asignatura pendiente" y es necesario "demostrar a la sociedad, con sinceridad y honestidad", que se puede buscar "una solución estable y duradera al escenario de confrontación que existe en este país". Que a pesar del fracaso del anterior proceso, si se dieron varios pasos buenos comparables al proceso de paz que se dio en Irlanda.
 
   También aprovechó para desmentir las acusaciones del PNV en cuanto a que el PSE y ETA habían mantenido contactos. Es más se preguntó, si así hubiera sido es “¿qué el PNV escucha nuestras conversaciones? Porque, ¿quién es capaz de demostrar que yo he mantenido una conversación telefónica con otro señor desde la clase política?, ¿qué quiere decir, que nos espían? Porque eso es como para ir al Juzgado de Guardia mañana". Alegando que eso son acusaciones para buscar diferencias entre PP y PSOE y mantenerse en el poder.
 
   El barco se hunde y hay que tirar los fardos más pesados.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad