Alternativa.

Una orientación acertada.

Abrir mercado exterior con una voz que defienda nuestros intereses en una economí­a productiva sólida.

0
0 votos
19-03-2009
Publicidad
La Croem apuesta por la defensa de los intereses productivos del sector agrícola y la apertura de mercado exterior. 25 de los principales directivos de la Región de Murcia plantean la necesidad de la concentración empresarial para lograr una presencia en los grandes proyectos del mercado internacional, una apuesta de línea contundente y muy necesaria para la economía productiva.
 
   Esperan que esta iniciativa consiga un punto de reflexión sobre las circunstancias productivas y apuntan sobre la necesidad del apoyo de quienes tienen en sus manos la toma de decisiones y las decisiones de los cargos corresponsabilidades y toma de decisión.
 
   Marcan de esta forma una línea justa y que perfila un camino que hay que acuñar y pelear por conseguir. La toma de decisiones desde la UE es clave, ya que desde la UE se dirige, orienta y condiciona la producción de nuestro país y los sectores que se desarrollan y los que no. Por lo tanto es esencial que esta voz tome forma, la voz de defensa de la economía productiva y la riqueza que generamos para que se potencie desde Europa, para que los intereses que nos pueden permitir salir de esta crisis dando un cambio en la economía y que este sea en beneficio de los intereses del pueblo trabajador.
 
  Una orientación que la Croem apunta y que es acertada, no solo para el sector agrícola, debe ser un eje que nos dote de creación de riqueza propia e independencia. Mientras Zapatero plantea que quién tenga una alternativa que la diga, muchas son las orientaciones que desde el conjunto de la sociedad se lanzan a contracorriente de lo que plantea el Gobierno, y unificar todos estos intereses concretándolos en un programa contra la crisis que una y cobre fuerza en Europa es donde está la batalla que hay que dar.
 
   Puede sorprender gratamente que en Murcia, tan metida de lleno en el boom inmobiliario el sector agrícola cobre fuerza para convertirse en una base clave por la cual la crisis no se ahonda todavía más. Pero las leyes sobre las que se rige el capitalismo están, y la base productiva se impone en los echos por mucho que el Gobierno esté a otra. Por eso es fundamental que las voces que surgen en la crisis se oigan y cobren fuerza, que haya una voz de la gente que prenda y tengan que escuchar, que tenga decisión sobre un proyecto propio que beneficie al conjunto y nos dote de capacidad de decisión. Que las políticas de la UE no se dirijan a subvenciones para el que deja de producir, que estipule cotas para unos en beneficio de intereses ajenos, que se incentive la producción y se pueda defender nuestros intereses para abrir mercado exterior sobre la base de una economía productiva sólida.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad