Posible ruptura de la coalición balear

Crisis de los gobiernos con nacionalistas

Después de las elecciones gallegas y vascas, se han acelerado drásticamente las crisis de estas coaliciones. Y el fuerte oleaje llegó a Baleares. El gobierno del PSOE con nacionalistas está en crisis.

0
0 votos
19-03-2009
Publicidad
El socialista Francesc Antich, presidente de Baleares, intenta, con absoluta premura de tiempo, asegurar la continuidad de la existente coalición en el gobierno balear entre el PSOE y Unió Mallorquina (UM). Para ello se ha dirigido rápidamente a Madrid con el empeño de conseguir que el Gobierno de la nación lleve adelante los compromisos adquiridos, sobretodo con los proyectos de carreteras y demás infraestructuras, y dé luz verde a las inversiones imprescindibles. Coincidiendo en el tiempo, el máximo dirigente del partido nacionalista mallorquí­n UM, Miquel Nadal, ha sido imputado por el proyecto urbaní­stico de Can Domenge, y ha puesto su cargo de conseller de Turismo a disposición del presidente balear, Antich, quien no le ha pedido la dimisión. El socialista Francesc Antich, presidente de Baleares, intenta, con absoluta premura de tiempo, asegurar la continuidad de la existente coalición en el gobierno balear entre el PSOE y Unió Mallorquina (UM). Para ello se ha dirigido rápidamente a Madrid con el empeño de conseguir que el Gobierno de la nación lleve adelante los compromisos adquiridos, sobretodo con los proyectos de carreteras y demás infraestructuras, y dé luz verde a las inversiones imprescindibles. Coincidiendo en el tiempo, el máximo dirigente del partido nacionalista mallorquí­n UM, Miquel Nadal, ha sido imputado por el proyecto urbaní­stico de Can Domenge, y ha puesto su cargo de conseller de Turismo a disposición del presidente balear, Antich, quien no le ha pedido la dimisión.
La coalición del Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB), nombre local del PSOE, con el partido nacionalista UM es una versión descafeinada del "Pacto de Tinell" conocida forma de "alianza con cualquier cosa polí­tica que se moviera excepto el PP" con el objetivo de aislarlo. Después de las elecciones gallegas y vascas, se han acelerado drásticamente los procesos de crisis de estas coaliciones. Y el fuerte oleaje ha llegado a Baleares. Los gobiernos del PSOE con nacionalistas de todo pelaje están en crisis total.

            Recordemos que el papel polí­tico que los nacionalistas de UM han jugado en el Ejecutivo balear ha sido seguir el camino de sus "maestros" nacionalistas catalanes y vascos en la imposición de la otra lengua cooficial en la comunidad junto al castellano en el sistema educativo y en la administración. Sólo que a un ritmo similar al BNG en Galicia, dadas las dificultades para hacer tragar el "conflicto lingüí­stico" a sus respectivas ciudadaní­as.

            Nacionalistas que no tienen reparo en unirse al PSOE o al PP alternativamente siempre que se aseguren los beneficios económicos de esa burguesí­a local que representan y encarnan. Por ejemplo, el director de Carreteras del Consell de Mallorca, Gonzalo Aguiar, polí­tico del partido nacionalista UM y, por tanto, socio del PSOE en el Gobierno de la comunidad autónoma, ha sido detenido por su implicación en un nuevo caso de corrupción por el presunto desví­o de fondos públicos a obras privadas durante la pasada legislatura, en la que era director ejecutivo de Carreteras, y en la que UM gobernaba junto al PP bajo la presidencia de Jaume Matas.

El PSOE trata de superar las dificultades. Y ha desaconsejado con rotundidad a su lí­der balear que convoque elecciones anticipadas. Pero se enfrentan a un oleaje muy fuerte.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad