Comentaristas de la Televisión Vasca anuncian todo tipo de "catástrofes" si hay gobierno del PSE apoyado por el PP

El Apocalipsis según san "eitb"

Los comentaristas de la televisión pública vasca (EITB) han aumentado el volumen de su altavoz para machacar insistentemente consecuencias catastróficas para Euskadi que tendrá un gobierno sin el PNV.

0
0 votos
19-03-2009
Publicidad
Las perspectivas de cambio en el Paí­s Vasco está poniendo "nerviosos" no sólo a los polí­ticos del régimen nacionalista, sino a todos los que vienen actuando dentro de las instituciones como instrumentos orgánicos del régimen; desde los medios de comunicación a las empresas públicas, pasando por las diferentes consejerí­as y todo tipo de instituciones económicas, culturales o ciudadanas. Aunque es especialmente significativa la reacción de la televisión pública vasca. Las perspectivas de cambio en el Paí­s Vasco está poniendo "nerviosos" no sólo a los polí­ticos del régimen nacionalista, sino a todos los que vienen actuando dentro de las instituciones como instrumentos orgánicos del régimen; desde los medios de comunicación a las empresas públicas, pasando por las diferentes consejerí­as y todo tipo de instituciones económicas, culturales o ciudadanas. Aunque es especialmente significativa la reacción de la televisión pública vasca.
Comentaristas y tertulianos de la EITB, en las dos cadenas, EITB2 y EITB1, en los programas en castellano o euskera, en los espacios informativos, de humor, de sociedad o cualquier otro tipo, se han dedicado desde la noche electoral a amplificar los argumentos y supuestos derechos del PNV a seguir gobernando Euskadi, salvo que se quiera llevar al País Vasco a una cadena de desgracias.
Presuponen que la sociedad vasca es “nacionalista”, sumándose los proetarras que no votaron o votaron nulo y el “derecho” del PNV a poner al lehendakari (Ibarretxe por supuesto) “por ser la fuerza más votada”. A partir de ahí anuncian la pérdida del apoyo del PNV a Zapatero; advierten “de la factura que cobrará el PP”, del “cuidado que nos querrán cambiar la política de educación y lingüística”, o de cómo van a hacer una política contra la crisis si “esos dos partidos, PP, PSE, no coinciden en nada”, etc.
 
Con la reacción de los tertulianos y comentaristas orgánicos del régimen se hace aún más evidente cómo la EITB ha sido el altavoz del nacionalismo étnico y excluyente, que empezó por excluir a todos los que no estaban dispuestos a ser instrumentos orgánicos del régimen (periodistas como José María Calleja que dirigió los informativos) según el libro de estilo de EITB, “no escrito pero que existe y todos conocen”, como decía recientemente una periodista que no se atrevía a identificarse. Libro de estilo por el que no se podía utilizar la palabra “terrorista” o la palabra “España”, porque incluso los ordenadores se formatean para ello.
 
Sin duda que la EITB es una de las primeras cosas que el nuevo gobierno tiene que cambiar.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad