Ante la crisis, deben elevarse las penas por corrupción

Más castigo para los corruptos

En crisis, se deben elevar las penas de cárcel y las sanciones económicas a quien robe el dinero público. Se han elevado las penas a pederastas y terroristas ¿por qué no al que roba el pan de todos?

0
0 votos
19-03-2009
Publicidad
La existencia de facturas, firmadas por el alcalde socialista de Elche, Alejandro Soler, parece que demostrarí­an que el Ayuntamiento pagó cerca de 6.000 euros en publicidad para su campaña electoral como candidato del PSOE a la Alcaldí­a en las elecciones municipales de 2007. El PP ha presentado cinco nuevas facturas que suponen el abono de unos 11.000 euros a una publicación gratuita de la localidad para que elogiara las actuaciones del alcalde y candidato, de nuevo, a la alcaldí­a en tiempos de precampaña electoral municipal. La existencia de facturas, firmadas por el alcalde socialista de Elche, Alejandro Soler, parece que demostrarí­an que el Ayuntamiento pagó cerca de 6.000 euros en publicidad para su campaña electoral como candidato del PSOE a la Alcaldí­a en las elecciones municipales de 2007. El PP ha presentado cinco nuevas facturas que suponen el abono de unos 11.000 euros a una publicación gratuita de la localidad para que elogiara las actuaciones del alcalde y candidato, de nuevo, a la alcaldí­a en tiempos de precampaña electoral municipal.

Ante la crisis, el Estado debe tener un drástico plan de ahorro nacional que empiece por el mismo Estado. Desde la Administración central, pasando por las Comunidades Autonómicas, hasta los Municipios. Estas administraciones se han convertido en un agujero negro de endeudamiento, clientelismo político y despilfarro. Hay que empezar sin ninguna dilación y cortar radicalmente todos los mecanismos encubiertos (contratación de “asesores”,“informes” ficticios, comisiones...). Y, por encima de todo, la corrupción. Se trata de sancionar económicamente y de castigar con penas de cárcel los casos de corrupción. En una situación de crisis aguda, se deben elevar las penas de cárcel y las sanciones económicas a quien malverse o robe el dinero público. Si el Tribunal Supremo ha elevado las penas a pederastas y terroristas, ¿por qué no ser más contundentes también con el que roba el pan de todos?
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad