Educación

El botánico pirómano

Igual que serí­a un despropósito plantar flores en un jardí­n mientras se socarra con lanzallamas las reservas de Doñana.

0
0 votos
18-03-2009
Publicidad
La Generalitat de Catalunya ha abierto la posibilidad de "la educación en casa" - homeschooling -. Aproximadamente unas 500 familias en España educan "de facto" a sus hijos en casa, algo que no contempla la Ley Orgánica de Educación. El Tripartito ha presentado una enmiendo a la Ley de Educación de Cataluña para que sea algo opcional en casos excepcionales. Apuntan que se habrá de redactar un reglamento que controle rigurosamente este proceso para garantizar los derechos del menor y la capacitación mí­nima necesaria exigida. La Generalitat de Catalunya ha abierto la posibilidad de "la educación en casa" - homeschooling -. Aproximadamente unas 500 familias en España educan "de facto" a sus hijos en casa, algo que no contempla la Ley Orgánica de Educación. El Tripartito ha presentado una enmiendo a la Ley de Educación de Cataluña para que sea algo opcional en casos excepcionales. Apuntan que se habrá de redactar un reglamento que controle rigurosamente este proceso para garantizar los derechos del menor y la capacitación mí­nima necesaria exigida.
Es una tentación recurrir al “cada uno por su cuenta” sobre todo con las dificultades que las familias encuentran en el sistema educativo, tanto de calidad de la formación y del contenido curricular, como de libertad para elegir al margen del origen social y la comunidad en la que se resida. Pero lo que es seguro es que no es una alternativa para el conjunto de la población. Igual que sería un despropósito plantar flores en un jardín mientras se socarra con lanzallamas las reservas de Doñana.

La práctica del “homeschooling”  y su justificación teórica tiene fundamentalmente dos vertientes a derecha e izquierda. De hecho  políticamente, en la actualidad, tanto PP como PSOE han manifestado su apoyo a los casos de familias que se han encontrado ante los tribunales por esta razón – en Canarias, Cáceres, Bilbao… -.

Por una parte está el enfoque rousseauniano, que propone una metodología basada en “el respeto a las capacidades individuales y a los intereses propios de niños y niñas”. Centran su crítica en la falta de conexión entre sus intereses y la actividad escolar, su rígida disciplina, la decadencia de sus contenidos o el adoctrinamiento moral. Uno de sus mayores precursores, Murray N. Rothbard, basa su defensa en  que “lo que distingue al bebé humano de otros animales es su potencial intelectual, la habilidad de razonar que puede desarrollar en mayor o menor medida”, y no en el carácter social de las relaciones humanas.

Y por otra parte está la corriente de la Trivium Pursuit, una institución que promueve “la educación cristiana clásica”, como respuesta a un modelo que se aparta de sus creencias religiosas.

Desde la Asociación Libre de Enseñanza, el Instituto Juan de Mariana, Educando en Familia, Crecer sin Escuela… se defiende la libertad individual y el derecho a educar a los hijos como así se decida. Éste es el común denominador.

La mayoría de padres y madres suelen recurrir a familiares para que se hagan cargo de sus hijos mientras ellos trabajan, no para promocionarse sino, normalmente, para llegar a fin de mes. No hay duda de que la tarea de maestro requiere un tiempo de preparación, investigación, renovación de los contenidos… y que los procesos colectivos siempre son más democráticos – incluyendo el marco disciplinario – que los individuales o de pequeño grupo.

De cualquiera de las maneras hablamos de una opción de 500 familias en España que debe atenderse.

Ahora bien, el resultado práctico de este camino – el del Tripartito, no el de las familias por el “homeschooling” – no puede más que agravar las diferencias educativas por origen social. Tanto tienes tanto aprendes, tanto vales, tanto vives. Lo que nos llevaría de nuevo – cosa de ya se hace en otros artículos de esta sección habitualmente – a cuestionar los medios, la política y la orientación pedagógica y educativa de la LOE-LOGSE-LOU;  por seguir con los tríos.

¿Cómo pretende el señor botánico cuidar delicadamente 500 pequeñas flores, si se dedica a devastar a llamarazos la flora nacional?
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad