Dí­as antes de la gala de los Premios Valle Inclán

Entrevista a Viki Peña

Es un personaje que tienen tantas teclas que tocar, que ofrece una paleta con tantos colores que es una delicia hacerlo.

0
0 votos
17-03-2009
Publicidad
El ganador del Premio Valle Inclán, Juan Mayorga, se ofreció, en declaraciones justo después de la gala, a escribir para ella un monólogo. En la entrevista que hoy nos ha ofrecido el actor para el De Verdad digital, nos explica que lo considera una compensación pues siente "como si le hubiera robado el premio". Cariño, honestidad y merecido galardón.
  Entrevista a Viki Peña
El ganador del Premio Valle Inclán, Juan Mayorga, se ofreció, en declaraciones justo después de la gala, a escribir para ella un monólogo. En la entrevista que hoy nos ha ofrecido el actor para el De Verdad digital, nos explica que lo considera una compensación pues siente "como si le hubiera robado el premio". Cariño, honestidad y merecido galardón.
Felicidades por la candidatura a los Premios Valle Inclán y por las críticas y aplausos recibidos por su personaje Mrs Lovett. Su personaje, sacado del Teatro del Grand Guignol rompe con los  personajes del musical ¿Háblenos de Mrs Lovett?
 
            Para una actriz un personaje como Ms Lovett  es un regalo, un bombón. Pero al mismo tiempo es un responsabilidad porque es un personaje muy rico, muy contradictorio, muy gracioso pero muy cruel, muy divertido pero muy egoísta. Y aparte de esto sale  mucho, canta mucho, no para. Es muy cansado  de interpretar pero al mismo tiempo es un personaje que tienen tantas teclas que tocar, que ofrece una paleta con tantos colores que es una delicia hacerlo.
 
Es cierto que es un personaje lleno de contradicciones, de contraste. ¿Como hizo para construir su personaje?
 
            Dejándome llevar. Un buen personaje y un buen texto te marcan mucho el camino. Si estas pendiente del plano general de la obra y de lo que ocurre en cada escena y atiendes al texto ya te da muchas pistas. Tienes que cumplir con las expectativas que te ofrece ese personaje, ahí juega la habilidad de cada uno, el gusto, la dirección del director o los ensayos. Crear un personaje se hace entre muchos.
 
Vocalmente que tiene una partitura muy importante. ¿Su experiencia en el doblaje le ha ayudado a interpretar el personaje?
 
            Todo ayuda a todo. El doblaje a mi me a enriquecido muchísimo, me ha dado muchas posibilidades, me ha abierto muchos registros. También es cierto que aparte del personaje de Mrs Lovett he hecho otros musicales. Empecé con “La ópera de tres peniques” de Bertold Bretch. He hecho también otros musicales de  Sondheim…Son experiencias que te van dando fondo. Aparte a mí siempre me ha gustado mucho cantar, en mi casa se cantaba mucho y como soy muy teatrera me tiro a la piscina.
 
Sondheim declaró en el estreno en Barcelona que era la mejor versión de su musical. ¿En qué se diferencia el montaje de Mario Gas de otras versiones?
 
             Únicamente he visto, y en video, el montaje que se estrenó en Broadway por los años 70. Era un montaje muy bueno.  La música es tan poderosa que es difícil que un montaje de Sweeny Todd sea malo. Contaban con unos extraordinarios profesionales, una orquesta de caerse de culo, una puesta en escena preciosa, pero como es Broadway que es muy grande , eran escenarios enormes, era un poco grandilocuente, se perdía un poco esa atmósfera oscura, apretada y abigarrada que ha conseguido dar Mario es su puesta en escena no solo en la escenografía sino en la relación entre los personajes. A mi me parece que el montaje de Mario es muy sabio , no es pretencioso, es muy funcional, pero a la vez es muy poético a pesar de los tremebundo de la sangre y la risa. Además tiene un muy buen reparto, no solo los actores y cantantes, también los técnicos, los músicos, la puesta en general.
 
Sweeny Todd es un musical que rompe con el género.¿ Por que recomendaría  al público ir a verla?
 
            Es una magnífica obra de teatro, te cuenta una historia muy bien contada, con unos personajes muy humanos, muy bien argumentados, muy bien jugados entre sí, y porque tiene una música preciosa. La partitura de Sondheim es genial, es un músico muy grande. Es el tercer musical que he hecho suyo siempre con Mario Gas. Primero fue Golfus de Roma, luego Sweeny Todd y Little Nigh Music. Es un músico con una inspiración impresionante, con una riqueza tonal y armónica muy grande. Yo creo de verdad que es uno de los grandes del siglo XX. Las letras las escribe el desde siempre. Aparte ha escrito letras para otros, por ejemplo West Side Store, y siempre cuenta con la letra lo mismo que cuenta con la música.  En otras canciones la letra va por un lado, y la música por otro, la letra es bonita pero no tiene que ver con la partitura y en Sondheim estás contando lo mismo con la letra y con la música. Para los intérpretes es muy agradecido, te permite explorar a fondo los momentos cómicos y dramáticos
 
En España hay una escuela de doblaje importante, ¿cree que los actores salen con una formación completa de las escuelas?
 
             Te podría dar una respuesta muy esquemática, pasar por una escuela no es necesariamente condición para ser un buen actor. Siempre te da conocimientos, recursos, opciones. Siempre es bueno pero no es condición indispensable. El doblaje puede ser una buena escuela para el actor pero no todos los actores de doblaje en un escenario funcionan. Para un actor de teatro siempre es bueno haber hecho doblaje, aunque son  técnicas muy distintas. El hecho de pisar tablas te da mucha experiencia. Todo se complementa.
 
Antes se cerraban teatros para abrir cines ahora ocurre al revés. Parece que el teatro está viviendo una época muy dulce. Desde su perspectiva ¿a que se debe?
 
            En Madrid se han cerrado cines de la Gran Vía para hacer teatros pero no olvidemos que  son teatros de un género muy concreto, el gran musical que no se nutre del teatro dramático. Cuando yo hablo del teatro también incluyo este tipo de teatro, en el cual por cierto no mezclo a Sweeny Todd, siempre lo diferencio. Hay musicales y musicales. Confieso que me  alegra. Creo que hay un buen momento, los teatros públicos tienen programaciones muy interesante en Madrid y Cataluña, en Madrid sobretodo. Hay un teatro comercial pero clásico, con autores dramáticos buenos, por ejemplo Yasmina Reza. Hay crecimiento de  compañías independientes. El público más comercial se ha pasado a la Gran Vía
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad