Derechos y Libertades

Los radares miran hacia otro lado

El Ministerio del Interior "ubica los radares sin tener en cuenta los puntos negros […] y lograr cada año millones de euros extra gracias a las multas"

0
0 votos
17-03-2009
Publicidad
Este lunes el Parlamento acogió la I Jornada sobre Seguridad Vial organizada por el Congreso. En este marco el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba ha podido probar en persona nuevos sistemas de seguridad que se espera puedan ser incorporados de serie. Según el director del Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, no hay que ver estos dispositivos "como un gasto" que encarece el precio sino como "una inversión en la vida". Si fuera un amigo seguramente le contestarí­amos que "no está el horno para bollos", como no lo es resulta una afirmación un tanto macabra. Este lunes el Parlamento acogió la I Jornada sobre Seguridad Vial organizada por el Congreso. En este marco el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba ha podido probar en persona nuevos sistemas de seguridad que se espera puedan ser incorporados de serie. Según el director del Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, no hay que ver estos dispositivos "como un gasto" que encarece el precio sino como "una inversión en la vida". Si fuera un amigo seguramente le contestarí­amos que "no está el horno para bollos", como no lo es resulta una afirmación un tanto macabra.
El pasado diciembre la ministra Magdalena Álvarez y el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba anunciaron que el Gobierno va a invertir 1.200 millones hasta el 2012 en acabar con 776 tramos censados calificados como puntos negros. Está inversión afecta al 15% del total del trazado nacional.

Por otra parte la DGT espera recaudar 416 millones de euros en el 2009 del cobro de multas. Realmente podría ser más, pero de los 12 millones de multas que se ponen al año solo se llega a cobrar el 25% de las municipales y el 70% del resto. No sin antes embargar una media de 10 mil cuentas por comunidad.

 Contando con que Tráfico espera poder tomar medidas extraordinarias para el cobro del monto total de multas, es de suponer que podría llegar a recaudar 3.000 millones de euros aproximadamente hasta el 2012; tres veces más de lo que se piensa invertir.

El primer pensamiento ha de estar dirigido a esperar que esta medida no sea como la Ley de Dependencia, que se anunció y en la que no han invertido ni un solo euro efectivo.

Y el segundo a llevar la atención sobre un pequeño estudio realizado por la organización Automovilistas Europeos Asociados – AEA -, según el cual los doce radares situados en la provincia de Granada dejan sin cubrir 32 de los 47 puntos negros que existen, y en cuyos tramos se han producido 174 accidentes con 12 muertos y 311 heridos. Mario Arnaldo, presidente de la asociación afirma que el Ministerio del Interior “ubica los radares sin tener en cuenta los puntos negros, algo inexplicable. Y utilizar el sistema de radares para multar a los ciudadanos y lograr cada año millones de euros extra gracias a las multas”

A esto la asociación añade un estudio de la recaudación en concepto de multas que vienen haciendo desde el 2003. Año tras año Tráfico recauda un 30% más de lo que presupuesta, lo que supondría 700 millones este año, sin contar con las medidas extraordinarias que se espera se pongan en marcha

Ya existen iniciativas que reclaman que ese dinero se invierta íntegro en la mejora de las carreteras. Pero antes de eso – o al mismo tiempo – el Ministerio del Interior debe cambiar el criterio con el que orienta la DGT, el recaudatorio.

Es indignante que el ministro Rubalcaba se fotografíe probando innovaciones tecnológicas de seguridad que no van a estar más que al alcance de unos pocos, desplegando más una campaña de promoción de la industria automovilística que una preocupación por los cientos de personas que cada año mueren en los “puntos negros” mientras los radares miran hacia otro lado y, sobre todo, no corre prisa por arreglar el trazado. Mientras las estadísticas sean favorables y se justifique la recaudación. Veremos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad