Sector metalúrgico.

Los créditos ICO no llegan

Después de las inyecciones de dinero público a la banca, la pequeña y mediana empresa se ve sin alternativas reales para seguir adelante.

0
0 votos
17-03-2009
Publicidad
 
El presidente de la Federación Regional del Metal de la Región de Murcia declara que “ las ayudas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) no están llegando a las empresas.” Y pide que el Gobierno tome medidas interesándose por las líneas ICO.
 
La pequeña y mediana empresa es la que da gran parte del trabajo sin embargo las únicas medidas que se ponen son más formales que reales. Lo único que tiene algo de fluidez es la línea ICO-Liquidez que negocia las deudas, sin embargo los pequeños empresarios se ven atados de pies y manos ante la falta de crédito por lo cual la inversión y mantenimiento en plena crisis se hacen un largo y duro camino que deja tras de sí un reguero de Pymes que se ven condenadas al cierre y al despido de sus trabajadores.
 
No solo los fondos no llegan, es más, estos fondos que se suponen están destinados a la liquidez de los pequeños empresarios para seguir creando riqueza y empleo, se usan con una orientación lejana a su fin tan vitoreado por el Gobierno. Las empresas se ven en la exigencia de depositar la mitad de los fondos de la subvención en plazos fijos antes de solicitarla de manera que como en toda trama hay que preguntarse ¿Quién sale beneficiado del crimen? En este caso, parece que estos fondos de ayuda benefician más a la banca que a la pequeña empresa, ya que este fondo previo, que por otra parte no se entiende ya que se supone que lo que falta a las empresas es liquidez, es un dinero a plazo fijo que asegura una entrada de dinero con el que poder maniobrar, al final nos toca pagar incluso para recibir una subvención.
 
Las ayudas a las pequeñas y medianas empresas deben ser un objetivo principal en esta crisis, que les de solidez a estas empresas. Una escala de salarios que comience en que nadie cobre menos de 1000 euros ni más de 10 000 y que se acompañe de una escala de impuestos en los que se parta del 0% para las rentas de 1000 euros y otra similar para las Pymes potenciando la inversión para el desarrollo de las empresas y con una escala que igualmente parta de 0% según las ganancias y la reinversión. Un plan que dedique esfuerzo y una línea justa que beneficie ampliamente al 99% de la población salir de la crisis fortalecidos. Para que la crisis no se salde a nuestra costa, las de trabajadores y pequeños empresarios que todos los días nos preguntamos hasta cuando podremos aguantar en una situación cada vez más insostenible.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad