De nuestros suscritos

El eje del Henares en lucha

El empleo industrial de Azuqueca, el segundo pueblo de Guadalajara, está sufriendo un revés histórico.

0
0 votos
17-03-2009
Publicidad
Azuqueca de Henares es un pueblo de la vega del rí­o Henares, entre Guadalajara y Alcalá, que se vení­a vanagloriando de un elevado nivel de bienestar y calidad de vida comparado con otras partes de España. La razón es que, además de segundo municipio en importancia tras Guadalajara capital, se ubica en el eje industrial del Corredor del Henares. Aunque el sector servicios es el principal, la industria abarca casi el treinta por cien de la actividad. Azuqueca de Henares es un pueblo de la vega del rí­o Henares, entre Guadalajara y Alcalá, que se vení­a vanagloriando de un elevado nivel de bienestar y calidad de vida comparado con otras partes de España. La razón es que, además de segundo municipio en importancia tras Guadalajara capital, se ubica en el eje industrial del Corredor del Henares. Aunque el sector servicios es el principal, la industria abarca casi el treinta por cien de la actividad.
    Pero la suerte de Azuqueca, como la de tantos otros lugares de España, está cambiando. Mientras la tasa de desempleo se ha venido manteniendo entorno al 6% de forma estable entre 2001, cuando había unos 500 parados, y 2007, cuando se llegó a los ochocientos, ahora las cifras se van a disparar.

    Azuqueca es noticia estos días por los despidos y movilizaciones de Tudor. Pero, a su vez, se están produciendo otras menos llamativas. Un ejemplo es la fábrica de plásticos Iberefón.

    Las calles de Azuqueca tambien se vieron inundadas por los empleados de Iberofón Plásticos el pasado sábado. ¿Por qué inundadas si sólo iban 200? Pues porque con ellos parecía marchar la razón, que siempre hace como crecer al valiente, al luchador. También porque con ellos parecía marchar todos los luchadores de nuestro país, y lo que quisiera una es verles juntos. Porque tras el ERE de  Iberofón hay 90 puestos de trabajo en peligro. Noventa, que no son pocos. Y aunque fuese uno, hace no tantos años cuando iba uno a la calle iban todos, porque para salvar los puestos de trabajo hay que arriesgarlos.
   
    Desde el polígono de Miralcampo salieron estos trabajadores y vinieron hacia el pueblo durante toda una hora, a decirnos al pueblo el problema que enfrentan. En la plaza del General Vives les ví, iba el alcalde y algunos más del ayuntamiento con ellos. Se quejan de que echan a más gente de la que sería correspondiente al bajón de las ventas  y la producción. Hoy leí en el periódico que la empresa había tenido tres millones de pérdidas el año pasado y hasta ahora los trabajadores se habían turnado para ir al paro. Cada tres meses cincuenta y tres trabajadores han ido yendo al poro para luego ser aceptados de nuevo.
   
    Esde noviembre que se acordó la medida de los turnos para evitar los despidos se ha cumplido uno de ellos. A principios de marzo el segundo turno empezó sus tres meses de paro. Ahora la crisis está arreciando, la producción no se recupera y han anunciado que los despidos son inevitables. Los turnos de paro no han sido suficientes. 


 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad