Televisión

Academia de televisión, ¿los mismos de siempre?

Se anuncian los nominados a los premios del 2008 con pocas novedades. ¿Se premia lo mismo o nadie aporta nada mejor?

0
0 votos
15-03-2009
Publicidad
Cuéntame, Aí­da, Informe Semanal, Marí­a Blanco, Matí­as Prats, Ana Duato… Son sólo algunos de los nominados que repetirán en esta nueva edición de la gala de la Academia dirigida por Manuel Campo Vidal. Algunas voces crí­ticas de la prensa ya se han lanzado contra esta institución hablando de un sospechoso deja vu. Lo curioso es que los que escriben también son propietarios de grupos mediáticos más enfrascados en destrozar y atacar a la competencia que en proponer nuevos formatos de comunicación. Cuéntame, Aí­da, Informe Semanal, Marí­a Blanco, Matí­as Prats, Ana Duato… Son sólo algunos de los nominados que repetirán en esta nueva edición de la gala de la Academia dirigida por Manuel Campo Vidal. Algunas voces crí­ticas de la prensa ya se han lanzado contra esta institución hablando de un sospechoso deja vu. Lo curioso es que los que escriben también son propietarios de grupos mediáticos más enfrascados en destrozar y atacar a la competencia que en proponer nuevos formatos de comunicación.
Que “Cuéntame como pasó” es una de las series mejor elaboradas, escritas y documentadas de los últimos tiempos es un dato que no se le escapa a nadie. La audiencia se ha encargado de premiarla con su fidelidad a lo largo de diez temporadas, y un año más es la producción que opta a más premios de la Academia, concretamente once. Es cierto que en la mayoría de categorías repiten los nominados del año pasado, pero quien salte ferozmente contra eso olvida por completo los criterios objetivos que llevan a un profesional a alcanzar este tipo de reconocimientos, y centra su batalla en una parasitaria lucha por el control de las ondas.
 
Es bastante revelador que los primeros en rebelarse contra la academia de televisión han sido Sogecable y Mediapro, los últimos en llegar al banquete de licencias gratuitas de emisión en abierto para estómagos agradecidos. Sin embargo, estos premios procuran siempre ejercer de árbitro, reconocer a los profesionales –que no a los grandes empresarios-, y reaparten nominaciones con relativa imparcialidad.
 
Televisión Española es la que más candidaturas acumula un año más, un total de 26, confirmando así la viabilidad de su apuesta por la ficción autoproducida y el abandono de las compras multimillonarias de productos extranjeros. Entre las cadenas privadas todo quedará más repartido, pero la distancia es evidente, pues a la zaga sólo va Antena 3 con ocho nominaciones.
 
Las críticas plumas alimentadas por esos grandes gurús del imperio mediático no dejarán de especular con conspiraciones corporativas que les apartan de la alfombra roja. Pero esta lista de nominados confirma un trabajo bien hecho, y se aleja de parecerse a una especie de premios Emmy a la española. Quien basa su programación en reponer series americanas, que se atenga a las consecuencias y no espere ser premiado por la Academia de profesionales españoles de la televisión.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad