Zapatero llamó a Rajoy después del 1-M para pedir apoyo a un nuevo plan de rescate de las Cajas

Compañeros de rescate

Si en algo están de acuerdo Zapatero y Rajoy es en lo mismo que Botí­n (Santander) y González (BBVA), en los planes de rescate con dinero público al sistema financiero.

0
0 votos
15-03-2009
Publicidad
El primer plan de rescate bancario, por 250.000 millones de euros para comprar activos y conceder avales a los bancos con dinero público ya contó con el apoyo del PP al gobierno. Al dí­a siguiente de las elecciones del 1 de marzo, el presidente Zapatero volvió a telefonear a Rajoy para volver a buscar su complicidad ante la perspectiva de tener que acudir con un segundo plan de rescate en ayuda de las cajas de ahorros al borde de la quiebra, incluso de alguna entidad bancaria en apuros.
 (EFE)
Muy mal debe estar viendo las cosas Zapatero para llamar apenas pasado el dí­a de las elecciones a Rajoy.
(EFE) Muy mal debe estar viendo las cosas Zapatero para llamar apenas pasado el dí­a de las elecciones a Rajoy.
El primer plan de rescate bancario, por 250.000 millones de euros para comprar activos y conceder avales a los bancos con dinero público ya contó con el apoyo del PP al gobierno. Al dí­a siguiente de las elecciones del 1 de marzo, el presidente Zapatero volvió a telefonear a Rajoy para volver a buscar su complicidad ante la perspectiva de tener que acudir con un segundo plan de rescate en ayuda de las cajas de ahorros al borde de la quiebra, incluso de alguna entidad bancaria en apuros.
Por supuesto que Rajoy “expresó su disponibilidad” para apoyar nuevas medidas de rescate, aunque ahora pida “una hoja de ruta” que especifique de qué forma y con qué objetivos se entraría a rescatar esas entidades. Y a pesar de que recele de las fusiones, como la de Unicaja y Caja Castilla-La Mancha, entre cajas de diferentes comunidades pero ambas controladas por el Partido Socialista.
 
La crisis ha unido a los principales sectores de la oligarquía bancaria -el liderado por el principal banquero del país Emilio Botín y la entidad que preside, el Santander, y el que encabeza Francisco González al frente del BBVA- a la hora de pedir que se pongan los recursos del Estado al servicio del sistema financiero. El primero de los 250.000 euros, y ahora un nuevo plan de rescate a través del Fondo de Garantía de Depósitos del Banco de España (al que el gobierno, según Solbes, está dispuesto a inyectar más dinero si se agota el que tiene) para “recapitalizar” cajas y bancos en quiebra.Y en eso mismo están unidos Zapatero, “hombre providencial” de Botín, y el PP más cercano desde los tiempos de Aznar al BBVA de González.
 
Muy mal debe estar viendo las cosas Zapatero para llamar apenas pasado el día de las elecciones a Rajoy. Tan mal que, aunque ellos lo nieguen, podría haber prometido algún tipo de compensación a los populares del País Vasco en las negociaciones para la investidura de Patxi López como nuevo lehendakari. Sin embargo habrá que esperar a ver el desarrollo de los acontecimientos para ver hasta donde están o pueden llegar las cosas y las compensaciones.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad