Para garantizar el cambio real en el Paí­s Vasco

UPyD por un pacto polí­tico

Un acuerdo de Gobierno con pacto polí­tico que garantice una legislatura estable para abordar los grandes retos, acabar con el régimen etnicista del nacionalismo excluyente y hacer frente a la crisis.

5
2 votos
15-03-2009
Publicidad
Rosa Dí­ez, portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), y diputada en el Congreso, tras salir de la sede del PSE-EE de Bilbao, donde permaneció unos 40 minutos reunida con la comisión negociadora de los socialistas vascos, y acompañada de Carlos Martí­nez Gorriarán y el parlamentario electo Gorka Maneiro, manifestó: "El Paí­s Vasco necesita un horizonte de estabilidad, ya que los graves problemas económicos y polí­ticos requieren solidez en el Gobierno y ésta no la da que el lehendakari sea elegido a la primera vuelta, sino que detrás del mismo haya un acuerdo de Gobierno con un pacto polí­tico que garantice una legislatura sensata, tranquila y en la que el Gobierno pueda abordar los grandes retos del paí­s sin ninguna inestabilidad". Insistió en que lo primero es pactar las polí­ticas educativa, lingüí­stica, económica y antiterrorista y después elegir al lehendakari. Y añadió que: "no se trata de enumerar las cuestiones, sino de acordar los contenidos de esas polí­ticas y para acordar esos puntos tienen toda nuestra colaboración". En declaraciones a Radio Euskadi el parlamentario electo de UPyD, Gorka Maneiro ha añadido las polí­ticas de vivienda y sanidad.
 Rosa Dí­ez, portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), y diputada en el Congreso, en la sede del PSE-EE de Bilbao (Efe)
Rosa Dí­ez, portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), y diputada en el Congreso, en la sede del PSE-EE de Bilbao (Efe)
Rosa Dí­ez, portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), y diputada en el Congreso, tras salir de la sede del PSE-EE de Bilbao, donde permaneció unos 40 minutos reunida con la comisión negociadora de los socialistas vascos, y acompañada de Carlos Martí­nez Gorriarán y el parlamentario electo Gorka Maneiro, manifestó: "El Paí­s Vasco necesita un horizonte de estabilidad, ya que los graves problemas económicos y polí­ticos requieren solidez en el Gobierno y ésta no la da que el lehendakari sea elegido a la primera vuelta, sino que detrás del mismo haya un acuerdo de Gobierno con un pacto polí­tico que garantice una legislatura sensata, tranquila y en la que el Gobierno pueda abordar los grandes retos del paí­s sin ninguna inestabilidad". Insistió en que lo primero es pactar las polí­ticas educativa, lingüí­stica, económica y antiterrorista y después elegir al lehendakari. Y añadió que: "no se trata de enumerar las cuestiones, sino de acordar los contenidos de esas polí­ticas y para acordar esos puntos tienen toda nuestra colaboración". En declaraciones a Radio Euskadi el parlamentario electo de UPyD, Gorka Maneiro ha añadido las polí­ticas de vivienda y sanidad.
            ¿Cuál va a ser el programa del nuevo gobierno? Esto es lo fundamental. Lo que está en juego es si el nuevo gobierno va a tener dos prioridades: acabar con el régimen etnicista del nacionalismo excluyente y hacer frente a los graves problemas económico-sociales derivados de la crisis. Es clave que la investidura de Patxi López se fundamente en un acuerdo político de legislatura, que garantice estabilidad para cumplir con lo que la mayoría de los vascos quieren: hacer frente a la crisis en España y a la particular del País Vasco, y desmantelar el régimen etnicista restableciendo la libertad y acabando con el terrorismo. Y la tarea es de tal envergadura que necesita un programa máximo de legislatura, de máxima unidad, que agrupe al máximo de fuerzas, no sólo al PP, sino también a UPyD y a la nueva IU-EB sin Madrazo. Pero si no fuera posible, lo imprescindible es llegar a un acuerdo de mínimos (apoyado por todas las fuerzas constitucionalistas) que garantice la estabilidad del nuevo gobierno y su cumplimiento. 
  
            UPyD ya ha planteado puntos mínimos que fundamenten el cambio real en el País Vasco. En política antiterrorista, recuperar el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo de diciembre de 2000, el estricto cumplimiento de la Ley de Partidos de 2002, y la implicación plena de la Ertzaintza en la represión del terrorismo y la protección activa del Estado de derecho. En política lingüística, se debe garantizar la posibilidad de elegir la lengua cooficial que se prefiera usar y derogar cualquier normativa que vaya contra la libertad lingüística. En política educativa, es indispensable restablecer el derecho de las familias a escolarizar a sus hijos en castellano, y el apoyo a la enseñanza pública y laica. En política económica, las competencias autonómicas deben emplearse para combatir la recesión y los presupuestos públicos para invertir en la economía productiva, consiguiendo una dimensión menor del sector público, y eliminando la maraña de ayudas públicas y oscuras subvenciones.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad