Regantes de la Mancha frente al tarifazo.

Se reducen el 30 % de los riegos por la tarifa eléctrica.

Las eléctricas rompen unilateralmente el acuerdo con los regantes. Miguel San Sebastian guarda silencio.

0
0 votos
15-03-2009
Publicidad
La rotura del convenio especial en precios eléctricos con regantes supone poner en cuestión la productividad agrí­cola del sur de España. Pieza a pieza el intento por desmantelar el sector agrí­cola coninua. La rotura del convenio especial en precios eléctricos con regantes supone poner en cuestión la productividad agrí­cola del sur de España. Pieza a pieza el intento por desmantelar el sector agrí­cola coninua.
     Ayer se celebró la asamblea de la Junta Central de Regantes de Castilla la Mancha Oriental.
Los datos fueron escalofriantes. La subida impuesta por los monopolios eléctricos supone un 100 %. Esta subida llevará a cerrar el 30 % de los cultivos de regadío de esta zona.
     Francisco Belmonte, presidente de la Junta, expresó su indignación. Las eléctricas deciden impunemente y lo hacen con la ley en la mano.
Hasta hace poco, había un convenio con los regantes de esta zona y los del trasvase Tajo-Segura. Según este tratado la tarifa eléctrica era menor para este sector socio-economico. La electricidad es determinante para los regantes, para poder impulsar y extraer el agua, ya sea desde pozos o por los canales. Sin electricidad no hay agua, no llega.
     Bajo la tutela del Ministro San Sebastian se rompió este acuerdo; aunque unos meses antes había insinuado que se mantendría. Esta linea defendida por el Ministerio va en la onda que se lleva con los monopolios eléctricos. Subida de tarifas para todo tipo de consumidores y bajada de precios para pequeños y medianos productores.
     En lo concreto supondra destrucción de empleo, mayor expolio de los bolsillos de la ciudananía y impedimento para la producción de energia a pequeña escala.
     La reducción de las zonas de regadió en Castilla la Mancha es el primer sintoma de esta política energética, donde lo determinate no es la productividad nacional, sino el aumento de plusvalías de las compañias eléctricas, con nombres y apellidos.
     Los regantes castellano manchegos plantean dos medidas de presión: primero el impago, seguido de la movilización en la calle.
Además , en la asamblea de ayer, se trato la oleada de robos que se sufren en las plantaciones de esta zona. En la últimas semanas ha habido robos, por valor superior a 30.000 €, en pequeñas y medianas fincas.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad