Cambio de lehendakari sí­, acuerdo polí­tico también

Un acuerdo para el cambio

La necesidad de un acuerdo polí­tico que sustente el cambio de gobierno en el Paí­s Vasco está en el fondo de las negociaciones para la investidura de Patxi López como lehendakari.

0
0 votos
14-03-2009
Publicidad
Vender, como se está haciendo desde los medios, que el PSE tiene el apoyo incondicional del PP para la investidura de Patxi López y el gobierno de Euskadi en los próximos años, no favorece en nada el cambio de verdad en el Paí­s Vasco. Porque una cosa es la necesidad de apoyo entre las fuerzas polí­ticas constitucionalistas para cambiar a Ibarretxe y establecer un nuevo gobierno; y otra ¿cuál va a ser el programa del nuevo gobierno?
 (EFE)
Rosa Dí­ez: “Existe una oportunidad histórica para hacer una polí­tica alternativa…, es imprescindible cambiar al lehendakari en Euskadi pero no suficiente, ya que no se puede frustrar el mensaje de alternativa de Gobierno que han dado los ciudadanos”.
(EFE) Rosa Dí­ez: “Existe una oportunidad histórica para hacer una polí­tica alternativa…, es imprescindible cambiar al lehendakari en Euskadi pero no suficiente, ya que no se puede frustrar el mensaje de alternativa de Gobierno que han dado los ciudadanos”.
Vender, como se está haciendo desde los medios, que el PSE tiene el apoyo incondicional del PP para la investidura de Patxi López y el gobierno de Euskadi en los próximos años, no favorece en nada el cambio de verdad en el Paí­s Vasco. Porque una cosa es la necesidad de apoyo entre las fuerzas polí­ticas constitucionalistas para cambiar a Ibarretxe y establecer un nuevo gobierno; y otra ¿cuál va a ser el programa del nuevo gobierno?
Y esto es lo fundamental. Ya que al fin y al cabo, lo que está en juego es si el nuevo gobierno va a tener entre sus prioridades avanzar en dos ejes fundamentales: acabar con el régimen etnicista del nacionalismo excluyente, además de hacer frente a los graves problemas económico-sociales derivados de la crisis.

Por eso es fundamental que la investidura de Patxi López se fundamente en un acuerdo político de legislatura, que garantice estabilidad al nuevo gobierno resultante para hacer lo que la mayoría de los vascos han elegido: un cambio doble, de la forma de gobernar Euskadi (para acabar con el terrorismo y por la libertad) y un gobierno capaz de hacer frente a la crisis.
 
Los desafíos políticos (para hacer frente a la situación global de crisis y a la particular del País Vasco, desmantelar el régimen del nacionalismo excluyente, restablecer la libertad y acabar con el terrorismo) son de tal envergadura que se haría necesario un programa máximo de legislatura, es decir de máxima unidad, y agrupando al máximo de fuerzas, no sólo al PP porque sus votos son imprescindibles, sino también a UPyD y a la nueva IU-EB sin Madrazo.
 
Pero si eso no es posible, cuanto menos, es imprescindible llegar a un acuerdo de mínimos (que pueda ser apoyado también, aunque sea desde fuera, por todas las fuerzas constitucionalistas) que garantice la estabilidad del nuevo gobierno y el nuevo lehendakari sobre la base de que ese pacto de mínimos se cumpla. Y que al mismo tiempo permita al resto de fuerzas que apoyan la investidura del nuevo lehendakari exigirlo, o censurar al nuevo gobierno si no se cumplen esos mínimos.

Ha de ser un acuerdo público, ampliamente divulgado en el conjunto de la sociedad vasca para recabar también el apoyo más amplio de las fuerzas sociales, sindicatos, asociaciones de todo tipo y profesionales y personalidades.

Y ha de fijar los mínimos iniciales por la libertad, que pasan por las políticas esenciales en la lucha contra el terrorismo y para desmantelar el régimen del nacionalismo étnico y excluyente (como la política educativa, lingüística, medios de comunicación…). Y las cuestiones básicas para hacer frente a la crisis de apoyo directo a las pymes, las familias y los ciudadanos.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad