Elecciones en el Salvador

La sucia campaña de la derecha

Varios congresistas advirtieron a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, "potenciales amenazas hacia nuestros intereses de seguridad nacional" en caso de la victoria del candidato del FMLN.

0
0 votos
14-03-2009
Publicidad
Durante el cierre de la campaña electoral en la madrugada de este jueves, se registraron protestas en torno a la intromisión de congresistas de Estados Unidos (EE.UU.) en apoyo a Arena, partido representante de la derecha. Durante el cierre de la campaña electoral en la madrugada de este jueves, se registraron protestas en torno a la intromisión de congresistas de Estados Unidos (EE.UU.) en apoyo a Arena, partido representante de la derecha.


Las misiones de observación de la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA), manifestaron este viernes su preocupación por el "desequilibrio" en el apoyo de los medios y el Estado a los dos candidatos que luchan por la presidencia de El Salvador, así­ como sobre los hechos violentos acontecidos en los dí­as previos a la jornada del domingo 15 de marzo.

La más despiadada, feroz y desproporcionada campaña negra o sucia; y que se ha visto peligrosamente apoyada por instituciones del estado, los mayores medios de comunicación, gremios élites empresariales, y organizaciones fantasmas, en contra de una de las partes, hecho que nadie puede a estas alturas negar; hasta el mismo jefe de la Misión de observadores de la Unión Europea, Luis Yañez, lo ha enfatizado en las últimas horas.

Sin embargo, además de que se conoce que hay un problema con el padrón electoral del que no se sacaron la gran cantidad de muertos de más de una década, es sabido que la empresa que emite el Documento Único de Identidad llamado DUID es dirigida por un Ejecutivo, del partido ARENA, en el poder por más de 20 años.

Durante el cierre de la campaña electoral en la madrugada de este jueves, se registraron protestas en torno a la intromisión de congresistas de Estados Unidos (EE.UU.) en apoyo a Arena, partido representante de la derecha.

En una reciente carta, fechada el 4 de marzo, varios congresistas advirtieron a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, "potenciales amenazas hacia nuestros intereses de seguridad nacional" en caso de la victoria del candidato del FMLN.

Los movimientos finales de los estrategas del partido oficial y sus aliados han dado pautas para esta embestida contra su oponente, aún asumiendo riesgos que pareciera ya les están pasando la cuenta; sobre todo por dos hechos que han conmocionado a la opinión pública, y que de alguna manera harán actuar a los votantes.

Luego de las elecciones de enero para alcaldes y diputados, en las que el Frente logró más parlamentarios, creció en número de concejos municipales y sobre todo superó a Arena en casi cien mil votos, la derecha opta por su plan B, que consistió en el retiro unilateral de las candidaturas a la presidencia del Partido de Conciliación Nacional y la Democracia Cristiana, con el propósito de unirse a la candidatura de Ávila ante la seria amenaza que representaba la izquierda

aún está por comprobarse los efectos que provocará la decisión de publicar los estados de una cuenta bancaria del candidato Funes, posiblemente con el objetivo de demostrar la supuesta ayuda millonaria recibida del exterior, particularmente del gobierno de Venezuela, poniéndolo contra la pared si no se aclaraba rápidamente

Seguramente era el golpe final que esperaban darle, mas no contaron con que Funes iba a hacer público el nombre de un prestigiado empresario salvadoreño - con la aprobación de éste para la divulgación - como la persona quien le habí­a aportado en calidad de préstamo una cifra cercana a los tres millones de dólares.

La campaña sucia no salvó al benefactor Nicolás Salume, quien recibió calificativos de millonario con oscuras intenciones, en algún spot de televisión y en editorial de un matutino; pero que al final, constituye la profundización de una sencilla metida de pata del equipo de campaña de Rodrigo Ávila, que sufre hoy el repudio de propios y extraños, ante la violación flagrante e interesada del secreto bancario

El empleo de instituciones del Estado como la Fiscalí­a General de la República, la ofensa de una persona muy respetada en los cí­rculos de la misma derecha, y la molestia quizás irreversible de muchos ciudadanos, que hastiados de las impropias maneras de la derecha para hacer propaganda, tendrán la última palabra. El domingo lo sabremos, seguramente.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad