Baleares. Imponen traducir al catalán La Celestina

Los clásicos en castellano serán teatro alternativo

A Carod Rovira no se le puede llamar José Luis, pero sí­ podemos traducir los clásicos castellanos al catalán. De risa si no fuera por la pena que dan y el daño que hacen.

0
0 votos
14-03-2009
Publicidad
Las palabras de Juan Enrique Ramón Balcells, director de la compañí­a Morgana teatre, son significativas de la situación de imposición lingüí­stica que sufren algunas comunidades bilingües. Las palabras de Juan Enrique Ramón Balcells, director de la compañí­a Morgana teatre, son significativas de la situación de imposición lingüí­stica que sufren algunas comunidades bilingües.

Mas claro, agua. O traduces al catalán, o no hay subvenciones ni teatros públicos donde representar la obra. La libertad cercenada en nombre de la lengua, que es un bien común de todos los españoles, sea el castellano, el catalán o el euskera.
 
Sólo pueden representar la obra en castellano en un teatro, el Auditórium, no controlado por la clase política.
 
Lo peor de todo es que han sido los colegios y los institutos los que han pedido a la compañía que repitieran la representación de La Celestina que ya hicieron en el 2007 porque es lectura obligatoria, y no pueden llevar la obra a teatros como los de Artá o Manacor pero llegan autobuses llenos de chavales de esos pueblos al Auditórium. Una buena forma de que la cultura llegue a los jóvenes.
 
Si representas en catalán tendrás todo tipo de ayudas y dinero público, podrás representar en todos los teatros públicos, tendrás buenas críticas y subirás de escala social. Si no lo haces, te negarás aa hacer país y serás un apestado, un antisocial, un marginado.
 
 Como se te puede ocurrir representar una obra básica en la transición del castellano medieval al moderno como La Celestina sin traducirla al catalán. Esto es la política del absurdo. A Carod Rovira no lo podemos llamar José Luis pero sí podemos traducir los clásicos castellanos al catalán. De risa si no fuera por la pena que dan y el daño que hacen.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad