El dato del dí­a

La banca española pidió prestados 74.090 millones de euros al BCE sólo en el mes de febrero

0
0 votos
14-03-2009
Publicidad
Vamos de record en record. Este pasado febrero ha sido el mes en que la banca española más ha recurrido a los préstamos del Banco Central Europeo para obtener liquidez. Concretamente 74.090 millones de euros, más de 12 billones de las antiguas pesetas. Vamos de record en record. Este pasado febrero ha sido el mes en que la banca española más ha recurrido a los préstamos del Banco Central Europeo para obtener liquidez. Concretamente 74.090 millones de euros, más de 12 billones de las antiguas pesetas.

Es un 28% más que en enero, mes en el que la banca española “sólo” pidió al BCE 53 mil millones. Y un 67% más que hace un año.
 
Ni los multimillonarios beneficios obtenidos en 2008, ni los cientos de miles de millones de dinero público puestos a su disposición por el gobierno son suficientes para contentar la voracidad de la banca española, su insaciable necesidad de liquidez.
 
Y sin embargo, el crédito a las familias y las PYME’s sigue, como denuncian todos los afectados, bloqueado en nuestro país. ¿Para que necesitan entonces tanta liquidez?
 
Podría pensarse que para afrontar los vencimientos de su propia (y gigantesca) deuda. Pero con sólo una pequeña parte sería más que suficiente para los pagos de ese mes. ¿Dónde va pues el resto?
 
Sencillamente, a seguir haciendo el gran negocio con el que presentar el año próximo altas ganancias. Por un lado, el insuficiente crédito que se concede lo dan las entidades bancarias a un 6-7% de interés, si no más. Mientras que el BCE se lo presta a ellos al 1,5%. La diferencia de un 4,5-5,5% es ganancia neta para la banca. Nunca habían tenido tanto margen de beneficio.
 
Y, para más escarnio, otra parte importante lo están dedicando a comprar deuda pública de los Estados, con rendimientos de entre un 3 y un 4%. Es decir, el doble o más de lo que a ellos les cuesta el dinero.
 
Creándose así la sangrante situación de que mientras los Estados se endeudan para obtener dinero (deuda que pagaremos los contribuyentes a través de los impuestos) con el que comprar activos tóxicos a la banca, ésta se dedica a comprar esa misma deuda pública por la que recibirá el doble o más de lo que le cuesta el dinero prestado con que la compra.
 
Pero de todo esto, ni Zapatero, ni los gobiernos europeos, ni el BCE tiene, al parecer, nada que decir. Ni que objetar. ¡Ancha es Castilla!
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad