El presidente Ravalomanana ha pedido al pueblo que le proteja

Madagascar al borde de una guerra civil.

La falta de voluntad de cada una de las partes para negociar, ha evolucionado con el ejército y los tanques en la calle, naciéndole el juego al imperialismo.

0
0 votos
15-03-2009
Publicidad
En la noche del jueves al viernes en la capital de Madagascar, Antananarivo, los tanques fueron desplegados mientras pide el derrocamiento del presidente Marc Ravalomanana. "Hemos desplegado tanques en Tana durante de la noche. No se encuentran en la ciudad, pero si en un lugar secreto para interceptar todos los mercenarios que vienen aquí­ ", dijo el Coronel Claus RAKOTONANDRASANA, portavoz de los militares rebeldes. Ellos trataron de negociar el nombramiento de un nuevo primer ministro designado por Andry Rajoelina. Que seria el Primer Ministro del gobierno de transición, Monja Roindefo, el Coronel RAKOTONANDRASANA también confirmo que "no tenemos el apoyo directo de Rajoelia" (es de suponer, estos sublevados obedecen a intereses que no tienen que ver con los intereses del pueblo malgache)."No recibimos ordenes de Rajoelia" preciso el jefe militar, lo que no dijo es de quien recibí­an las ordenes. En la noche del jueves al viernes en la capital de Madagascar, Antananarivo, los tanques fueron desplegados mientras pide el derrocamiento del presidente Marc Ravalomanana. "Hemos desplegado tanques en Tana durante de la noche. No se encuentran en la ciudad, pero si en un lugar secreto para interceptar todos los mercenarios que vienen aquí­ ", dijo el Coronel Claus RAKOTONANDRASANA, portavoz de los militares rebeldes. Ellos trataron de negociar el nombramiento de un nuevo primer ministro designado por Andry Rajoelina. Que seria el Primer Ministro del gobierno de transición, Monja Roindefo, el Coronel RAKOTONANDRASANA también confirmo que "no tenemos el apoyo directo de Rajoelia" (es de suponer, estos sublevados obedecen a intereses que no tienen que ver con los intereses del pueblo malgache)."No recibimos ordenes de Rajoelia" preciso el jefe militar, lo que no dijo es de quien recibí­an las ordenes.
La falta de voluntad para negociar afecta a cada una de las partes.. Cuando el presidente dice que quiere negociar, son las amenazas de detención y la represión armada la que responde por parte de la oposición, dándole otra dimensión al conflicto, haciendo fracasar las posibles negociaciones. Por otra parte, es difícil negociar con dos estructuras tan dispares, por un lado esta el aparato estatal, de por sí corrupto y por el otro un movimiento completamente heterogéneo, que son manipulados en la postura de enfrentarse al gobierno, pero que en la sobra se ocultan intereses que necesitan a su vez de corrupción para alcanzar sus objetivos, que no son otros que competir con los acuerdos firmados por el presidente con compañías asiáticas, por su puesto los intereses en la sombra, son los intereses imperialistas yanquis, representados en la zona por la ONU y utilizando a su vez a Andry Rajoelina, Presidente de la Alta Autoridad de la transición ", el aliado de los rebeldes, que también contribuye a la presión sobre el presidente de Madagascar.
 
Lo lamentable como siempre es que el pueblo solo esta presente para sufrir en las luchas de intereses de las burguesías locales, que defienden cada una de ellas a intereses imperialistas, para los que solo cuentan el logro de sus objetivos, y para lo cual todo lo demás es prescindibles, y los pueblos que se encuentran entre ellos y el logro de expoliar los recursos son algo de tercer o cuarto orden.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad