Ciencia

Los venenos más efectivos, en dósis pequeñas

Existe un gas de efecto invernadero, mucho más potente que el dióxido de carbono, cuya concentración es cuatro veces superior a lo estimado.

0
0 votos
13-03-2009
Publicidad
Se trata del trifluoruro de nitrógeno, gas empleado en la fabricación de pantallas delgadas de cristal lí­quido, células fotovoltaicas de capa fina y microcircuitos. También se emplea como alternativa a otros gases de efecto invernadero, porque se pensaba que sólo un 2% escapaba a la atmósfera. Se trata del trifluoruro de nitrógeno, gas empleado en la fabricación de pantallas delgadas de cristal lí­quido, células fotovoltaicas de capa fina y microcircuitos. También se emplea como alternativa a otros gases de efecto invernadero, porque se pensaba que sólo un 2% escapaba a la atmósfera.
 Este gas no se detecta fácilmente con los métodos tradicionales. El Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego ha estudiado las muestras de aire recogidas durante los últimos 30 años en diversos lugares del mundo, y han llegado a la conclusión de que la cantidad de trifluoruro de nitrógeno es cuatro veces mayor de lo estimado. Estamos hablando de un gas 17000 veces más potente como agente del calentamiento global que la misma cantidad de dióxido de carbono y que perdura cinco veces más en la atmósfera.
 
En 30 años, este gas ha pasado de una concentración de 0,02 ppb (partes por billón) a 0,454 en la actualidad. Y este incremento se está dando hoy día en un porcentaje del 11% anual. Debido a que sus emisiones son sólo del 0,15% de los gases de efecto invernadero, no se incluyó dentro del Protocolo de Kyoto firmado en 1997 por 182 países.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad