Las Diez Crisis más Desatendidas - "Zimbawe. Una Crisis que se agrava"

Entrevista a Manuel López - MSF Zimbawe (2ª Parte)

Esto es inaceptable: la ayuda humanitaria tiene que ser independiente de cualquier agenda polí­tica

0
0 votos
13-03-2009
Publicidad
 © Michael G.Nielsen. Hospital Mpilo, en Bulawayo
© Michael G.Nielsen. Hospital Mpilo, en Bulawayo
Otro de los problemas fundamentales es la emigración del personal sanitario huyendo de una situación salarial y de condiciones de vida insostenible. ¿Cuál es la situación concreta de los médicos y enfermero/as locales?, ¿existe colaboración mutua, oficial o espontánea?

Antes de la crisis solamente quedaban el 30% del personal cualificado de salud presente en las clínicas y los hospitales. Y algunos de ellos estaban ya sumidos en la desesperación porque les costaba mas el transporte para ir al trabajo una semana de lo que cobraban al mes. Debido a eso muchos mantienen el puesto pero van a trabajar lo mínimo para cubrir apariencias y el resto del tiempo se buscan las habichuelas como pueden en el mercado negro o en actividades de economía sumergida.

Pero tengo que decir que los pocos que siguen y que no han caído en la tentación de la corrupción, son dignos de elogio y trabajan por pura filantropía y que son los que están salvando a la gente. En las zonas rurales hay enfermeros y enfermeras que son de la comunidad y que sienten el problema de cerca y esos siguen al pie del cañón. El problema es que muchas veces tienen que pensar en sus niños y sus mayores... y se acaban yendo del país.

¿Qué medidas crees que sería urgente adoptar por parte del Gobierno o de los organismos internacionales?

Mas ayuda, mas coordinación por parte de los gobiernos de países desarrollados y las agencias de Naciones Unidas y, por parte del gobierno de Zimbabwe, mas apoyo para que podamos hacer nuestro trabajo: disminución de barreras para nuestro personal internacional (visas, permisos de trabajo…) mas facilidades para importar medicinas y sobre todo libertad para acceder a la población y valorar sus necesidades de atención medica

En el informe mencionáis que las políticas de los organismos internacionales con respecto a Zimbabue no deben plantearse a expensas del imperativo humanitario. ¿Con qué limitaciones os habéis encontrado?
 
Se ha dicho en muchas ocasiones que la ayuda a Zimbabwe dependía de las posiciones del régimen de Mugabe o del gobierno de Zimbabwe, y el gobierno nos ha negado la autorización a realizar evaluaciones nutricionales porque dicen que es un tema políticamente sensible. Esto es inaceptable: la ayuda humanitaria tiene que ser independiente de cualquier agenda política y solo debe estar supeditada a las necesidades de la población en situación crítica.
 
Por supuesto que la ayuda humanitaria sufre manipulaciones políticas de todo tipo en todos lados, pero eso hay que denunciarlo porque no se puede dejar que se convierta en algo normal y aceptable. No lo es.
 
Un dato escalofriante es el de 3.000 muertos cada semana a causa del SIDA, y uno de los focos principales es la transmisión de madre a hijo durante el embarazo. ¿Cuáles son las principales dificultades para su prevención o tratamiento?

Principalmente la falta de personal adecuado para atender a las mujeres embarazadas o para los programas de prevención de transmisión. Pero también hay mucho riesgo de contagio durante la lactancia y ahí incurren problemas culturales y de economía domestica.

¿Quieres añadir algo más?

Si, quiero dar las gracias a todas las personas que en España y en Europa por su apoyo a Medicos Sin Fronteras en sus actividades en Zimbabwe. La Unión Europea financia nuestra respuesta a la epidemia de cholera a través de ECHO y el resto de los fondos necesarios para todas nuestras operaciones viene de ayudas generosas de miembros de MSF y de ciudadanos particulares. Me hace sentirme orgulloso y muy responsable de mi trabajo.

 Tiene mucho merito la ayuda financiera, porque la que esta pasando en el terreno económico afecta a todos. Sin embargo es importante recordar que no importa la grave que sea la crisis en Europa, en Zimbabwe la gente esta realmente descolgada y abandonada a su suerte y un poco de nuestra ayuda hace una gran diferencia, para muchos, la que hay entre la vida y la muerte.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad