Corresponsalia Euskadi: Educación

¡Salvar las letras en Vitoria!

La última reunión entre el Rectorado de la UPV de Vitoria y la Facultad de Letras de la misma ha dejado una puerta abierta al mantenimiento de las cuatro filologí­as.

0
0 votos
12-03-2009
Publicidad
Desde que se comunicó la decisión de suprimir las titulaciones -Germánica, Hispánica, Francesa y Clásica- las movilizaciones y concentraciones se han ido sucediendo estos últimos dí­as en la Facultad de Letras. Ahora hay una oportunidad de que la decisión sea revocada. Según informan los propios asistentes al profesorado se le ha dado la posibilidad de mantener esos estudios si se demuestra que son "de interés estratégico para la comunidad". Desde que se comunicó la decisión de suprimir las titulaciones -Germánica, Hispánica, Francesa y Clásica- las movilizaciones y concentraciones se han ido sucediendo estos últimos dí­as en la Facultad de Letras. Ahora hay una oportunidad de que la decisión sea revocada. Según informan los propios asistentes al profesorado se le ha dado la posibilidad de mantener esos estudios si se demuestra que son "de interés estratégico para la comunidad".
Esta respuesta por lo vaga da que pensar. Por un lado por supuesto que es de interés que se mantengan estas titulaciones, la bajada de alumnos nos lleva  a otro debate más extenso que está relacionada con la bajada mayoritaria del número de universitarios y subida de las titulaciones medias tipo FP. Un camino iniciado desde la aprobación de la LOGSE, que ha llevado a un aumento del fracaso escolar, la búsqueda de empleo y abandono del estudio de carreras universitarias. Que nos podría conducir a cuestionar el modelo económico actual que reclama más empleo técnico y menos investigación. El hecho de que cada vez haya menos médicos titulados, uno de los principales problemas que tiene la sanidad actualmente, ¿significa que la carrera de medicina tiene menos valor estratégico? De ninguna manera.
 
A pesar de ello los profesores de estas titulaciones se muestran determinados a no desaprovechar la oportunidad y se han puesto manos a la obra en una carrera a contrarreloj a demostrarlo.
 
El reto consiste en adaptar sus actuales carreras al nuevo marco europeo, conocido como “Proceso Bolonia” que prácticamente ha declarado la guerra a las letras. La fecha límite es el 17 de abril.
 
Once grupos de profesores creados hace ya dos años, son los que se están encargando de elaborar los planes de estudio. Llevando un trabajo de máxima colaboración y reuniones para concretar el contenido de cada asignatura que se vaya a impartir a la vez de demostrar que es sostenible en términos económicos.
 
El aspecto más positivo es todo el movimiento organizativo que se está creando en torno a esta resistencia por desaparecer de Vitoria, de un lado la creación de la Plataforma de Defensa de las Letras, creada por los alumnos y respaldada por los docentes. Que además continua recibiendo adhesiones de profesores, escritores y personas relacionadas con la Cultura de diferentes partes de España y del Mundo. A la espera de que el proceso se desarrolle con éxito sería muy conveniente que esto se desarrollara en un gran debate por la defensa de las Letras.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad