Alternativas a la crisis

Saltarse "a la torera" a las distribuidoras

Los ganaderos alaveses crearán cinco puntos de venta directa de leche antes de este verano

0
0 votos
11-03-2009
Publicidad
¿Quién dijo que no es posible? Unos pocos meses después de que el sindicato agrario UAGA abriera una tienda de venta al público de productos agrí­colas y ganaderos para esquivar a los intermediarios, los ganaderos alaveses de leche colocarán expendedores en Vitoria, Araia, Agurain y Murgia donde la gente podrá comprar leche ordeñada y pasteurizada el mismo dí­a… al precio del Carrefour o el Eroski. ¿Quién dijo que no es posible? Unos pocos meses después de que el sindicato agrario UAGA abriera una tienda de venta al público de productos agrí­colas y ganaderos para esquivar a los intermediarios, los ganaderos alaveses de leche colocarán expendedores en Vitoria, Araia, Agurain y Murgia donde la gente podrá comprar leche ordeñada y pasteurizada el mismo dí­a… al precio del Carrefour o el Eroski.
   Ante la crisis que vive el sector por causa de las subidas de precios de los carburantes y los piensos, pero también por los bajos precios en origen que se les paga, los ganaderos alaveses van a saltarse “a la torera”, al intermediario. Este es el verdadero cáncer para productores y para los que compramos los productos, puesto que impone precios de miseria en origen y lo multiplican hasta un 1000% o más, en los expositores de sus grandes superficies. En dos meses, los ganaderos de Álava tienen previsto abrir cinco máquinas expendidotas en otros tantos puntos de venta.

    Lo bueno de la decisión es que ha sido tomada previo sondeo.  Es decir, previa constatación del apoyo popular que tiene la medida. Si podemos decir que los productores lo hacen por necesidad pura y dura, por parte de los consumidores pesa, por supuesto, el que podrán disponer a precios populares (precios de Gran Superficie) de leche fresca procedente de vacas de la provincia, tal como sucedía antes cuando nuestras madres y abuelas, y muchos de nosotros mismos hemos acudido con un recipiente a por ella en la tienda del barrio o del pueblo. Sin duda, habrá un componente de apoyo a un sector por el mero hecho de plantar cara a las distribuidoras.

    La comunidad de intereses entre ganaderos y consumidores es contundente. Al tiempo que el precio de la leche ha ido subiendo en los dos últimos años, también lo han hecho los costes de explotación ganaderos. Pero, mientras que el precio del litro de leche apenas ha bajado nada respecto al máximo histórico del año pasado,  los ganaderos alaveses han visto caer drásticamente sus ingresos. Lo que a nosotros nos cuesta más de un euro a ellos se les paga a no llega cuarenta céntimos por litro, más de un 60% menos de lo que marca la etiqueta de los envases. El expolio es a dos bandas.

     Es necesario dar, sobre la base de un impulso inicial, un desarrollo amplio a esta iniciativa, que los responsables de COAG tratan también de desarrollar en toda España, para que no quede como una alternativa residual propia de pequeños pueblos. Crear una gran red de distribución directa de productos naturales, del productor al consumidor puede perfectamente integrar al pequeño comercio, objetivamente aplastado también por el gran trato de favor que las Grandes Superficies reciben del Estado en todos sus escalas y niveles.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad