Euskadi en crisis

Cegasa a China y la gente a la ruina

El ERE presentado por Cegasa es rechazado por los trabajadores. Es el segundo ya después de que el primero fuera rechazado por el Gobierno vasco.

0
0 votos
11-03-2009
Publicidad
La industria en Euskadi atraviesa el peor momento de toda su historia. Ahora bien esto no se puede traducir en que las pérdidas la paguen los trabajadores. En esta ocasión se trata de un ERE de carácter temporal, para suspender los contratos a 203 de sus 360 operarios durante los nueve meses que restan hasta el 31 de diciembre. La industria en Euskadi atraviesa el peor momento de toda su historia. Ahora bien esto no se puede traducir en que las pérdidas la paguen los trabajadores. En esta ocasión se trata de un ERE de carácter temporal, para suspender los contratos a 203 de sus 360 operarios durante los nueve meses que restan hasta el 31 de diciembre.
Hace poco más de un mes, el 3 de febrero el Gobierno vasco vetó el primer ERE presentado. Medida fruto de la decisión de la empresa de abandonar la línea de fabricación de pilas para el consumo en Vitoria. Planteamiento que rechazan los empleados, que acusan a la firma de querer trasladar la producción a China. De hecho según informa la organización JOC, la empresa comenzó a entrar en pérdidas esta pasada primavera, coincidiendo con la entrada en pleno funcionamiento de su nueva planta de pilas de China, a la que se han ido llevando parte de líneas de producción de Vitoria, ésta y no otra es la razón que se halla detrás de los 22,5 millones de euros en pérdidas que la empresa ha declarado haber sufrido en 2008.
 
El grupo CEGASA desde su creación en 1.934 ha crecido hasta convertirse en una gran empresa, consolidada internacionalmente , que cuenta con 4 empresas productivas, 15 filiales internacionales y sus productos están presentes en más de 60 países de los 5 continentes. 85 años de hora echadas en la producción por sus trabajadores, esas horas son las han dado el crecimiento a esta empresa de origen vasco.
 
La plantilla y su comité empresa discutirán un plan donde sí den vía a las prejubilaciones, contratos de relevos o bajas voluntarias. Juan Carlos Ramos, presidente del comité explicó que en la asamblea de trabajadores establecerán el plan alternativo “dirigido al mantenimiento de empleo”.
 
Pero no es suficiente se tiene que plantear un plan de conjunto de iniciativas y medidas por parte del conjunto de fuerzas sindicales para que la crisis no la pague la gente. Por ejemplo aquí en Euskadi cerró el año con unos 13.000 trabajadores afectados por ERE y no hay prácticamente ninguna empresa donde sus empleados no hayan sufrido ya uno, lo vayan a sufrir o se hayan  realizado despidos directamente. Tiene que haber unidad entre los diferentes sectores y con cada una de las empresas.
 
Detrás de cada ERE hay tanto dinero público, de la gente, costeando las suspensiones que están endeudando al Estado, deuda que pagará la gente y detrás de cada número hay una familia o un trabajador donde se dan situaciones cada vez más insostenibles.
 
La época de bonanza ha dado muchos beneficios, que paguen los que más han ganado.
 
 
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad