Atentados en Irlanda del Norte

Ante la crisis dividir al pueblo

El IRA Auténtico, fundado en 1997 por un antiguo dirigente del IRA Provisional, Michael McKevitt, es el principal sospechoso de muchas de estas acciones

0
0 votos
11-03-2009
Publicidad
El asesinato de dos soldados británicos, el peor atentado sufrido en Irlanda del Norte en años, otorga una nueva y amenazante dimensión a los disidentes. Es la primera vez que una de estas bandas minoritarias, pero armadas, logra asesinar a miembros del Ejército británico. El asesinato de dos soldados británicos, el peor atentado sufrido en Irlanda del Norte en años, otorga una nueva y amenazante dimensión a los disidentes. Es la primera vez que una de estas bandas minoritarias, pero armadas, logra asesinar a miembros del Ejército británico.
Aunque el sector unionista se mostraba contenido a raí­z de los últimos ataques, tampoco ha ocultado su aprensión ante la cuidadosa mesura de los dirigentes del Sinn Fein a la hora de expresar su condena del terrorismo. Adams utilizó la expresión "acciones contraproducentes", pero nunca ha llegado a pronunciar la palabra "asesinato".

La lucha por el control de la comunidad republicana en Irlanda del Norte sigue abierta. El Sin Fein detenta el liderazgo, pero varios grupos tratan de atraer a antiguos simpatizantes del IRA, desencantados con el abandono de la lucha armada.

El asesinato de dos soldados británicos, el peor atentado sufrido en Irlanda del Norte en años, otorga una nueva y amenazante dimensión a los disidentes. Es la primera vez que una de estas bandas minoritarias, pero armadas, logra asesinar a miembros del Ejército británico.

El mes pasado, los artificieros desactivaron una bomba de 115 kilos colocada cerca de la base del Ejército en South Down que podí­a haber causado una masacre. Previamente se habí­an registrado agresiones esporádicas contra policí­as y militares, algunos de los cuales resultaron gravemente heridos.

El IRA Auténtico, fundado en 1997 por un antiguo dirigente del IRA Provisional, Michael McKevitt, es el principal sospechoso de muchas de estas acciones y anoche reivindicó el tiroteo en Antrim. La formación está considerada como la más relevante entre los grupos de disidentes republicanos. Sus integrantes perpetraron la matanza de Omagh en 1998.

El Oglaigh na hIEireann, nacido de una escisión del IRA Auténtico, es otro de los grupos que aboga por la lucha armada, al igual que el llamado IRA de Continuidad y el Ejército Irlandés de Liberación Nacional. Enfrentadas entre sí­, recluidas en sus respectivos feudos, todas estas bandas, aunque muy peligrosas, no tienen ni el respaldo popular, ni un armamento comparable al del IRA durante sus pasados años de campaña.

Por su parte, el presidente de Sinn Féin, Gerry Adams, describió el atentado como un ataque contra el proceso polí­tico, asegurando que era «equivocado y contraproductivo».
«Los responsables no tienen apoyo ni estrategia para conseguir una Irlanda unida. Su intención es devolver a los soldados británicos a las calles. Quieren destruir el proceso más

Con anterioridad, los ataques de las disidentes republicanas habí­an sido de carácter esporádico, y dirigidos contra la Policí­a norirlandesa más que contra efectivos del Ejército británico. Reciente y sumergir Irlanda de vuelta en el conflicto», acusó Adams.


El agente Carroll es la primera ví­ctima mortal a manos de los terroristas disidentes desde que el Servicio Policial de Irlanda del Norte (PSNI) sustituyera en 2001 al Royal Ulster Constabulary, servicio bajo la égida británica y odiado por la población católica.

Aunque el sector unionista se mostraba contenido a raí­z de los últimos ataques, tampoco ha ocultado su aprensión ante la cuidadosa mesura de los dirigentes del Sinn Fein a la hora de expresar su condena del terrorismo. Adams utilizó la expresión "acciones contraproducentes", pero nunca ha llegado a pronunciar la palabra "asesinato".

En una situación de crisis económica y de convulsiones y protestas sociales, donde las condiciones de vida del pueblo se deterioran cada vez más, una de las estrategias seguidas por los aparatos de estado y las oligarquí­as ha sido sacar flote movimientos terroristas o atentados. Que tiene distintas funciones, cambiar el centro de atención y tener la excusa perfecta para tener mayor control policial en las calle y sobretodo dividir al pueblo.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad