Crisis en Euskadi

Empresarios del metal exigen un plan nacional

Mensaje de alarma de la cuarentena de empresarios que se reunieron ayer en el consejo de la Federación Vizcaí­na de Empresas del Metal (FVEM)

0
0 votos
10-03-2009
Publicidad
Los problemas para este segmento productivo comenzaron hace ya más de un año con el parón del sector residencial de la construcción, pero han alcanzado en las últimas semanas su cota más dramática con la caí­da de la producción de las empresas del sector del automóvil (ha descendido a casi la mitad de la producción de hace un año). Los problemas para este segmento productivo comenzaron hace ya más de un año con el parón del sector residencial de la construcción, pero han alcanzado en las últimas semanas su cota más dramática con la caí­da de la producción de las empresas del sector del automóvil (ha descendido a casi la mitad de la producción de hace un año).
Ahora este sector que representa el 51% de la industria vasca y el 13% del PIB de la comunidad autónoma y que emplea en Euskadi a unos 150.00 trabajadores desvela los peores datos de su historia. Según sus declaraciones en el primer mes del año han tenido una bajada del 29,3%.
 
Hoy en la rueda de prensa, Ignacio Sáenz de Gorbea presidente de la patronal, en representación del consejo de ayer, ha reclamado a las diferentes administraciones públicas la adopción de medidas urgentes que permitan garantizar la supervivencia del sector ante el “desplome de demanda”. Han reclamado “un gran pacto” político de ámbito estatal para hacer frente a la crisis, “No es hora de hacer política de partido, es la hora de las políticas de Estado”
 
Los puntos de las medidas que proponen
·        La necesidad de abordar una reforma laboral, que garantice por ejemplo la aplicación inmediata de los ERE´s, aunque no haya acuerdo previo y sin complementos.
·        Acometer una reforma fiscal, que contemple entre otras medidas la rebaja del Impuesto de Sociedades.
·        La reforma energética, para hacer más barata la energía, mediante, entre otras medidas, la apuesta por la energía nuclear
·        Suspensión del pago de las cuotas empresariales e incluso la suspensión temporal del pago del IVA y del IRPF, con el objetivo de aportar liquidez a las empresas. Así como la suspensión del pago de las cuotas empresariales a la Seguridad Social.
·        Medidas para facilitar la financiación
·        Que las ayudas públicas se concentren en los sectores con mayor influencia en el conjunto de la economía y de mayor rapidez de retorno en generar consumo: el de automoción y el energético: para el primero han pedido ayudas directas para la compra de todo tipo de vehículos, para el segundo que se resuelva el problema del déficit tarifario.
 
Unas medidas que van en coherencia con las planteadas ayer por la FUNCAS y días anteriores por los experto del BBVA. El punto más alto es la necesidad de un plan que cuestione y cambie el modelo económico en el que se ha basado su crecimiento. Este modelo económico es el responsable de que una parte tan importante de nuestra producción fuese el sector construcción, ahora en crisis, del endeudamiento de la banca privada, así como otras serias dependencias. Pero a su vez debe de tratarse de un plan popular que no castigue a los trabajadores, han de coger responsabilidades los que más han ganado.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad