Euskaltel o las nueces de oro

El telefonazo del régimen

Xabier Arzalluz se jactó en 1996, tras apoyar la investidura de Aznar, de haber conseguido "una telefónica y la soberaní­a fiscal por cinco votos en una urna". (Euskaltel y el cupo vasco)

0
0 votos
09-03-2009
Publicidad
Con el objetivo de poner de manifiesto qué es lo que el PNV se resiste a perder, hoy nos detenemos en la empresa vasca de telecomunicaciones, Euskaltel. Un auténtico lobby del régimen, construido y alimentado desde el monopolio del poder del que ha disfrutado el PNV durante los últimos 30 años. Una "recolección de nueces de oro" nacida al calor del chantaje polí­tico, mientras los otros "agitaban el árbol".
 Urkullu (pragmático) Egibar (fundamentalista), miembros del Euskadi Buru Batzar. Enfrentados por el control del partido, pero unidos como una piña ante cualquier atisbo de perder el lucrativo negocio del monopolio del poder.
Urkullu (pragmático) Egibar (fundamentalista), miembros del Euskadi Buru Batzar. Enfrentados por el control del partido, pero unidos como una piña ante cualquier atisbo de perder el lucrativo negocio del monopolio del poder.
Con el objetivo de poner de manifiesto qué es lo que el PNV se resiste a perder, hoy nos detenemos en la empresa vasca de telecomunicaciones, Euskaltel. Un auténtico lobby del régimen, construido y alimentado desde el monopolio del poder del que ha disfrutado el PNV durante los últimos 30 años. Una "recolección de nueces de oro" nacida al calor del chantaje polí­tico, mientras los otros "agitaban el árbol".
Cuando, tras las elecciones generales de 1996 el PP logró el apoyo del PNV a la investidura de Aznar, Xabier Arzallus se jactó de haber conseguido “una telefónica y la soberanía fiscal por cinco votos en una urna”.

Pocos meses después nacía Euskaltel, operadora constituida en torno al Gobierno Vasco, las principales cajas de ahorros vascas (BBK, la Kutxa y Caja Vital), el Ente Vasco de la Energía (EVE), la televisión autonómica (EITB), Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) y algunas empresas como Iberdrola, Endesa o Telecom Italia. A su cabeza, colocaron al ex lehendakari Jose Antonio Ardanza rodeado de una corte de dirigentes y cuadros peneuvistas.

Desde entonces hasta hoy, Euskaltel se ha beneficiado de la práctica exclusividad en la adjudicación de contratos de la Administración y la utilización de sus infraestructuras. Uno de los hitos en la creación de Euskaltel fue la cesión a la operadora de Euskalnet, red troncal de cable y columna vertebral, construida por el Gobierno vasco con dinero público. Además recibe subvenciones más o menos encubiertas, a través del equipo ciclista Euskaltel Euskadi, otro tipo de actividades “culturales” de difusión de los valores del régimen, o los créditos fiscales otorgados por la Hacienda vizcaína para determinadas inversiones.

Casi 13 años después de su nacimiento, Euskaltel es el Operador Global de Telecomunicaciones del País Vasco que ofrece servicios de Telefonía fija, móvil, Internet y Televisión. Líder de Banda Ancha en la CAV, y cuenta con unas cuotas de mercado del 45% en telefonía fija, el 44% en Internet de Banda Ancha, el 27% en telefonía móvil, el 30% de Televisión Digital, que le llevan a embolsarse el 25% del total de ingresos del sector de telecomunicaciones en Euskadi.
 
En 2005 sus ingresos por operaciones superaron los 316 millones de euros, con un incremento del 9%, registrando un beneficio ordinario de 24,2 millones de euros, un 50% superior con respecto al ejercicio anterior (16,2).  

En una comunidad autónoma que no alcanza los 2 millones de habitantes, casi 300 mil hogares son clientes en telefonía fija de Euskaltel, 325.000 clientes de voz y datos, de los cuales más de 40.000 son empresas. 105.000 clientes de banda ancha. 30.000 clientes en televisión digital de pago y 463.000 clientes (terminales) de telecomunicaciones móviles.

¿Cómo ha llegado hasta aquí desplazando a gigantes como telefónica o Vodafone?

En 2003, una pregunta de la parlamentaria del PSE Joana Madrigal afirma: “de 1995 a 2003, Euskaltel, S.A., que se sepa, ha recibido de la Hacienda General de la Administración Vasca 6.380 millones de ptas. A esto hay que sumar un crédito fiscal otorgado por la Hacienda vizcaína del 45% de determinadas inversiones, y que entre los años 1998 y 2002 ascendió a 69.168 millones de ptas. O sea 75 mil millones “que se sepa”.

Más adelante cuando se refiere a la cesión de Euskalnet a Euskaltel la parlamentaria enumera los bienes de arrendamiento cedidos: “Dichos bienes son las redes de transporte y conmutación de señales de voz y datos, basadas en microondas y fibra óptica (…): 455 km. de canalización de red troncal que conectaba las tres capitales vascas y 653 km. de canalización de red capilar instalada en los municipios más importantes de la CAPV. Todos estos bienes valorados en 9.721 millones de ptas". De ellos había abonado 571 millones de ptas desde 1998 y el plazo culmina en 2016."

La parlamentaria acaba preguntando entre otras: "¿Ha considerado el Gobierno la necesidad legal y la oportunidad de denunciar ese contrato de arrendamiento, que se formalizó sin publicidad ni concurrencia en el año 1998?"

Y es que Euskaltel ha sido valorada como la mejor opción para prestar los servicios de telecomunicaciones de forma persistente. En 2005 lo fue para: la diputación de Vizcaya, el ayuntamiento de de Getxo, el ayuntamiento de Vitoria, la Universidad del País Vasco y el despliegue de banda ancha en el medio rural (Itelazpi), además de recibir una porción considerable de los contratos más importantes de la diputación de Guipúzcoa y el Bilbao Exhibition Centre. Todo ello valorado en 15 millones de euros.

Pero además el gobierno vasco decidió en 2005, adjudicar a Euskaltel la telefonía fija, móvil, datos e internet de toda la administración autonómica. Un único adjudicatario para un contrato de más de 65 millones de euros en cuatro años, el mayor concurso de telecomunicaciones que se convoca en Euskadi.

Telefónica y Vodafone, los únicos que podrían hacerle la competencia, sólo han accedido a una parte marginal: el concurso del ayuntamiento de san Sebastián y una porción de la diputación de Guipúzcoa (Telefónica) y el Bilbao Exhibition Centre (Vodafone). Poco más de un millón de euros a repartir entre las dos.

O sea 65 millones para Euskaltel y 1 millón para repartir entre 2.

Un auténtico mercado cautivo en manos de la operadora del PNV, que además no se ve afectado por las limitaciones regulatorias ni tiene que prestar los servicios a los que se obliga al operador dominante, ya que eso se establece por el porcentaje sobre el conjunto del territorio español.

Euskadi es coto privado para Euskaltel que ejerce como un auténtico lobby sobre el empresariado y la administración. Actúa como una empresa estatal, controlada por los jerarcas del PNV, saltándose cualquier tipo de control de competencia. Todos los recursos interpuestos por las otras operadoras contra las adjudicaciones sistemáticas a la operadora vasca han sido desestimados.

Anasagasti, el que fue durante años parlamentario del PNV en Madrid afirmó recientemente: "El nacimiento de Euskaltel vino en el paquete con el que pactamos la investidura de Aznar en 1996, fue el PP quien nos pidió que fuera una cláusula secreta y que no lo hiciéramos público. Nadie ha recordado estas cosas en el décimo aniversario de esta compañía vasca, por eso lo hago yo, reivindicando la necesidad de que exista en las Cortes un Grupo Parlamentario fuerte en el Congreso y en el Senado. Ya se ve. Euskaltel existe por eso.”

El objetivo de Anasagasti es demostrar a los internautas seguidores de su blog la importancia de un fuerte grupo parlamentario en Madrid, para sacarle hasta los ojos, se ponga el gobierno que se ponga.
 
Nuestro empeño: sacar a la luz y hacer públicas todas las "clausulas secretas" que el aparato de los Arzallus-Ibarretxe-Egibar han utilizado en estos largos 30 años. Un primer paso imprescindible para iniciar el desmantelamiento del régimen.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad