Mbeki mediador entre la CPI y el gobierno de Sudán.

Sudán sigue en primera página.

Al-Basir libera a un opositor islamista y amenaza con expulsar a diplomáticos y más ONG.

0
0 votos
09-03-2009
Publicidad
El lí­der de la oposición islamista Hassan al Turabi (detenido hace dos meses por ser el único que insto al presidente de Sudán Omar Al-Bashir, a que se entregase a la Corte Penal Internacional a petición del Fiscal General del tribunal, el pro imperialista Luí­s Moreno Ocampo, que emitió ir una orden de arresto contra al Bashir por presuntos crí­menes contra la humanidad y genocidio cometidos en la región de Darfur). Ha sido liberado está madrugada de la prisión de Puerto de Sudán, en el noreste del paí­s. El lí­der de la oposición islamista Hassan al Turabi (detenido hace dos meses por ser el único que insto al presidente de Sudán Omar Al-Bashir, a que se entregase a la Corte Penal Internacional a petición del Fiscal General del tribunal, el pro imperialista Luí­s Moreno Ocampo, que emitió ir una orden de arresto contra al Bashir por presuntos crí­menes contra la humanidad y genocidio cometidos en la región de Darfur). Ha sido liberado está madrugada de la prisión de Puerto de Sudán, en el noreste del paí­s.
Ayer el presidente Omar al Bashir, incremento su desafío a la justicia internacional amenazando con expulsar del país a diplomáticos y más organizaciones humanitarias "Expulsaremos a los que vayan contra nuestras leyes, ya sean organizaciones voluntarias, misiones diplomáticas o fuerzas de seguridad", dijo el presidente antes de asegurar que los equipos de 13 ONG ya expulsadas el "amenazaban la seguridad de Sudán". Al Bashir acusa a las ONG de cooperar con la CPI, de la que Al-Basir asegura que no está "moralmente capacitada" "Aquellos que han emitido una orden de arresto no están cualificados moral u objetivamente para tomar estas decisiones y medidas, porque son responsables de la humillación y el saqueo de la riqueza de los pueblos”
 
Después de la decisión del CPI de reemitir una orden de arresto contra al Bashir, por presuntos crímenes contra la humanidad y genocidio cometidos en la región de Darfur. La Unión Africana (UA) ha designado al ex presidente de Sudáfrica Thabo Mbeki para presidir un comité dedicado a investigar las violaciones de derechos humanos en la región sudanesa de Darfur. El ministro de Asuntos Exteriores de Sudáfrica, Nkosazana Dlamini-Zuma ha dicho que “el papel de Mbeki será el de mediador entre la Corte Penal Internacional y el gobierno de Sudán”. “la decisión de la Corte Penal Internacional de La Haya de emitir una orden de detención contra Bashir era lamentable” y que “Sudáfrica ha aceptado la respuesta inicial de la Unión Africana ante la decisión de la Corte Penal Internacional”."Sudáfrica ha luchado siempre contra cualquier acto de impunidad. Sin embargo, Sudáfrica apoyó la decisión de la Unión Africana de aplazar la orden de detención contra el presidente Bashir por un año para dar una oportunidad a los procesos de paz en Sudán", declaró Dlamini-Zuma.
 
Mbeki negoció el acuerdo para llegar a un reparto de poder de los rivales políticos de Zimbabwe, después de las disputadas elecciones celebradas el año pasado.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad