Corresponsalí­a Cartagena.

Recortar el gasto del Ayuntamiento

El horro tiene que dirigirse tanto a las ayudas necesarias como a la economí­a productiva.

0
0 votos
07-03-2009
Publicidad
 
La Alcaldesa de Cartagena plantea un nuevo recorte en el presupuesto del Ayuntamiento. El objetivo en esta ciudad industrial que se renuncie a ciertos gastos y proyectos para que pueda haber liquidez a la hora de pagar a los proveedores y que este ahorro se destine en asistencia social y ayudas a las familias que están en paro.
 
Pilar Barreiro ha sido criticada por plantear esta necesidad de ajustar aún más el presupuesto del Consistorio, ya que es el segundo borrador, pero como bien dice ella, los borradores están para eso, para cambiarlos. La alcaldesa del PP también es criticada por los concejales del PSOE por declarar que el municipio no depende tanto de la construcción ya que el mayor número de parados se da en el sector servicios. Una valoración valiente en los tiempos que corren, pero que si no se dirige a invertir en economía productiva en una ciudad tan industrial como Cartagena, todo queda en ayudas muy necesarias pero que no resuelven la situación a largo plazo.
 
La necesidad de ahorro en los presupuestos viene dada por la disminución de impuestos recaudados por obra nueva y nuevas altas de empresa que en estos tiempos tienden al cierre más que a la apertura de nuevos negocios. De lo que no se habla es de tantos millones de euros que el Gobierno inyecta a la banca, dinero de todos destinado a que la gran banca de Botín cierre el año de crisis con sus beneficios esperados. Tampoco se cuestiona los sueldos de cúpulas políticas, mientras existen problemas para pagar las nóminas de los funcionarios a final del mes.
 
Claro que es necesario medidas en lo inmediato para dar solución a los problemas diarios que se enfrentan las familias, pero debe ir acompañado de un ahorro que empiece en gastos superfluos de altas cúpulas, tienen que empezar por dar ejemplo, por acorralar la corrupción que durante estos años ha sido práctica habitual y por la inversión en tejido industrial, creación de empleo productivo que en Cartagena tiene la base material para poder meter mano al asunto creando una economía productiva fuerte que de estabilidad en los empleos y la economía a largo plazo.
 
Como zona costera y turística está muy bien que se potencien los ingresos del sector turístico, pero tiene que ir acompañado de un desarrollo productivo que asegure la creación de riqueza, para no quedarnos con el papel de un municipio de servicios sin base productiva. Para esto, como antes decía, Cartagena tiene las bases materiales dadas, y hay que exigir con urgencia un pacto que desarrolle tanto potencial olvidado. Ciudad de puerto, de pesca, de gran industria, de energía y turismo. Impulsar nuevas energías, plantear planes de viabilidad para las fábricas y que estos se salden el beneficios para los trabajadores es lo que da una base económica y productiva fuerte e independiente y ahora es el momento de cambiar para que el modelo económico salga fortalecido en beneficio de los trabajadores.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad