Carta publicada en El Correo:

Llamazares y Anguita salen en apoyo a Madrazo

Anguita y Llamazares destacan entre los firmantes de una carta en apoyo a Madrazo que pide "un reconocimiento justo" para un "hombre bueno, í­ntegro, coherente y criado en el barrio bilbaí­no de Rekalde"

0
0 votos
06-03-2009
Publicidad
Un centenar de personas, entre quienes destacan miembros de IU y EB como Julio Anguita, Gaspar Llamazares y Kontxi Bilbao, han publicado una carta de apoyo al coordinador general de Ezker Batua, Javier Madrazo. También algunos miembros de la cultura vasca como Bernardo Atxaga, Néstor Basterretxea y Kepa Junkera, apoyan el escrito publicado en El Correo bajo el tí­tulo "Un reconocimiento justo". Un centenar de personas, entre quienes destacan miembros de IU y EB como Julio Anguita, Gaspar Llamazares y Kontxi Bilbao, han publicado una carta de apoyo al coordinador general de Ezker Batua, Javier Madrazo. También algunos miembros de la cultura vasca como Bernardo Atxaga, Néstor Basterretxea y Kepa Junkera, apoyan el escrito publicado en El Correo bajo el tí­tulo "Un reconocimiento justo".
Los firmantes que expresan su “sentimiento de dolor por los resultados que Ezker Batua-Berdeak ha obtenido en las elecciones del pasado 1 de Marzo” no cesan en parabienes para el político en cuestión, “un buen jefe, cálido y cercano que ha actuado “en todo momento, como un gran compañero, incluso para quienes legítimamente han pensado y piensan de modo diferente” cuya entrega y esfuerzo han llevado a EB a “la cima electoral”. Y se lamentan de que entonces “todo fueron parabienes, halagos y adhesiones” mientras que ahora “cuando llegan tiempos difíciles, que no te mereces, vemos, una vez más, el rostro ingrato de quienes encuentran satisfacción haciendo leña del árbol caído”.

La carta traspasa lo grotesco cuando eleva prácticamente a revolucionario el hecho de criarse en “el barrio bilbaíno de Recalde” y poder dirigir el departamento vasco de la vivienda: “han sido muchas las voces y los poderes, de un signo u otro, que nunca han aceptado que un hombre bueno, íntegro, coherente, criado en el barrio bilbaíno de Rekalde, pudiera llegar a ser Coordinador General de una formación política como Ezker Batua-Berdeak y menos aún dirigir, con tanto acierto, un departamento del Gobierno Vasco, como ha sido el de Vivienda y Asuntos Sociales".

Los firmantes manifiestan que “sólo queremos transmitirte nuestro apoyo y nuestra solidaridad”, y dicen que “el tiempo te hará justicia”.
 
Resulta indecente que ex dirigentes de esta formación política como Anguita y Llamazares, en lugar de sacar conclusiones autocríticas del varapalo electoral recibido por IU en el País Vasco, salgan en defensa de quien ha transformado los 93.291 votos conseguidos por IU en 1994, cuando el propio Anguita era el líder de la formación en los 36.134 votos del 1 de marzo. Sólo el más absoluto desprecio a lo que opina la gente puede explicar que en lugar de preguntarse por qué 2 de cada 3 electores les han abandonado, salgan en defensa de tan nefasto personaje.  
 
Como hemos dicho en estas páginas, Madrazo no ha dimitido, ha sido prácticamente barrido del mapa por el poderoso viento en favor de la unidad que ha castigado al nacionalismo étnico y a sus más indignos colaboradores. Y desde luego nuestro caso no es el de haberle colmado de parabienes y hacer ahora leña del árbol caído, por el contrario, nos felicitamos de haber participado en tumbarlo, en la medida en que nuestras persistentes denuncias puedan haber contribuido a ello.

Porque en nombre de la izquierda y del partido comunista, en la tierra de las luchas obreras contra la burguesía vasca y cuna de Pasionaria, Madrazo se ha dedicado durante 7 años, al más negro colaboracionismo con el régimen de la burguesía más rancia y reaccionaria, la del los Ibarretxe y Arzallus; y todo esto ¡a cambio de la Consejería de Vivienda!

Como nos dice Savater en la entrevista que le hicimos ayer, una de las mayores alegrías de estas elecciones ha sido el hundimiento de Madrazo, y se ha hundido en las ciudades, entre la clase obrera. Porque si en el global de Euskadi la pérdida de votos es del 45%, es en las 10 principales ciudades donde la IU-EB de Madrazo naufraga estrepitosamente y pierde casi el 60% de los votos obtenidos en 2005.

En los últimos meses, una treintena de dirigentes de Ezker Batua anunciaban su marcha del partido, denunciando “la sumisión a la derecha nacionalista”, “los silencios cómplices ante las políticas neoliberales y conservadoras del PNV” y que “Ezker Batua se ha instalado en una ética que desprecia los más básicos principios de la izquierda”. Deberían haberlo hecho antes, pero desde luego que más vale tarde que nunca y de sabios es enmendarse. Ahora falta valentía y honestidad política para establecer una clara autocrítica que permita rectificar.

Porque a Madrazo debe perseguirle la ignominia y el desprecio, pero la línea que él ha encarnado ha de quedar triturada como colaboracionista del fascismo étnico, y la izquierda vasca ha de salir reforzada al hacerlo.

En cuanto a Anguita y Llamazares, ya que voluntariamente se han retirado, deberían mantenerse reservados y fuera de los escenarios para no protagonizar espectáculos como este.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad