Poema del Cante Jondo y Bodas de Sangre con Cristina Hoyos.

Entrevista a José Carlos Plaza

La muerte tiene algo de revolucionario, de cambio, de final de algo, terrible pero un final.

0
0 votos
10-05-2009
Publicidad
 Entrevista a José Carlos Plaza
Después del éxito de Romancero Gitano vuelves ha montar una obra de Lorca. ¿Puedes adelantarnos algo sobre el montaje, sobre la puesta en escena?
 
            Vamos a hacer una exposición del Poema del cante Jondo , de los palos del jondo, de su pureza en un tablao rodeado por un café cantante donde impera un mundo mucho más sofisticado , moderno, deteriorado, de raza , lleno de colores que contrasta con la austeridad y la pobreza del cante jondo. Se estrena el día 5 de mayo con una gira por varios pueblos andaluces, en julio en el Festival de Granada y en septiembre empezará la gira por toda Europa. Cristina Hoyos y su compañía vuelven de París donde han cosechado un gran éxito con el Romancero Gitano.
 
Vuelve a trabajar con Cristina Hoyos, ¿que destacaría de ella?
 
Se mezcla la admiración por la artista y la admiración por la mujer. La palabra que más define a Cristina es la honestidad. Es honesta como artista y honesta como persona. Su gran virtud es la  pureza, aparte de la perfección técnica claro,  como se enfrenta a los trabajos.
 
Felicitarle por el Premio Corral de Comedias. Fuente Ovejuna es un texto que hoy está vivo. Usted además de ser un experto en  la obra de Lorca conoce perfectamente los textos clásicos. ¿Que convierte una obra en un clásico?
 
Mantiene los valores a través de las generaciones, valores  comunes a todos, la injusticia, el amor, las clases sociales. Los grandes valores que para el ser humano no cambian con el tiempo. Es lo que les hace eternos.
 
 Fuente Ovejuna es el grito tremendo de un pueblo contra la injusticia, la capacidad de unirse y el tema tremendo e interesantísimo que plantea Fuenteovejuna que es un pueblo que se toma la justica por su mano, eso hoy  es políticamente incorrecto. Son  personajes que llegan a un acto terrorista, al igual que era terrorismo lo que hacía la resistencia francesa en Paris. Hoy en día el terrorismo tiene otro punto de vista. Los términos cambian con el tiempo aunque la esencia de la lucha contra la injusticia sigue viva. Como además tienen un tratamiento poético, la poesía hace que cualquier tema de raigambre universal se mantenga.
 
Va a montar también Bodas de Sangre. ¿Qué piensa de que se consideren las figuras de la madre y la novia como el mismo personaje desdoblado, Eros y Tánatos?
 
Bodas de Sangre es una tragedia griega. El personaje de Tánatos está en la obra y no es la madre, es la muerte. Está el personaje de la mendiga ahí colocado… el personaje de la madre representa las fuerzas de la tradición que permanecen. La muerte tiene algo de revolucionario, de cambio, de final de algo, terrible pero un final. La madre permanece siempre, una detrás de otra. Esa es la diferencia de la novia que es Eros, es la vida.
 
Bodas de Sangre se estrena el 15 de noviembre en el María Guerrero.
 
¿Cuáles piensa que son las claves para el momento dulce que está experimentando ahora mismo el teatro?
 
La gente necesita en la soledad de sus casas en donde se encierran por el miedo, por la televisión, por todas necesita del contacto con seres sensibles, inteligentes que les cuenten algo. En el espectáculo en directo ¿qué es lo que se puede copiar? No se puede hacer top manta con el teatro. El teatro está vivo y la gente quiere ver vida. La gente está harta de tanta visual que aleja el alma humana.
 
Usted viene del teatro independiente. ¿Qué significa hoy ser independiente?
 
Que pregunta tan complicada. Nosotros lo que llamábamos independiente era un eufemismo. Realmente no éramos independientes. Conozco compañeros que nunca se vendieron a nada, que es algo hermosísimo, pero su final ha sido terrible.
 
En estos momentos ser independientes es intentar mantener tus ideas lo mejor que puedas, contemporizando lo mejor que puedas, para que el daño económico de ostracismo social no te llegue y puedas hacer tu labor. Es una dependencia independiente, por llamarlo de alguna manera.
 
Respecto a la formación de los actores, ¿cómo salen hoy los actores de las escuelas?

Las escuelas cumplen una labor esencial pero muy primaria. El actor sale sin armas para poder defenderse en la profesión, y van adquiriendo esas armas, los que tienen suerte, con la experiencia.
 
Nosotros somos creadores en Andalucía de un taller de entrenamiento perenne para los actores que salen de las escuelas y no tienen la fortuna de  un trabajo continuado. Aunque un actor no puede dejar nunca de formarse, como un violinista o un bailarín.
 
Las escuelas están un poco alejadas del mundo profesional. Unas porque se convierten en grandes elites del pensamiento y son pompas de jabón, y otras son de una pobreza artística, creativa tremenda.
 
¿Qué nos recomendaría ir a ver ahora mismo?
 
En el Centro Dramático van a estrenar una obra de Chejov, en el Teatro Español están haciendo “El encuentro de Descartes con el joven Pascal”, en la Abadía estrenan “Medida por medida” de Shakespeare, la Cuarta Pared está haciendo un teatro infantil extraordinario… y solo hablando de Madrid. Hay muchísimas obras para ver.  
   
   
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad