CPI, ONU y algunas ONG siervos fieles del Imperialismo.

Las ONG expulsadas de Sudán

Algunas de las ONG que se han visto afectados por esta decisión son CARE, OXFAM, Mercy Corps…

0
0 votos
07-03-2009
Publicidad
Después del anuncio la orden de detención contra el presidente de Sudán Al-Basir, promulgada por la Corte Penal Internacional (CPI), el gobierno de Jartum tomo la decisión de expulsar a 13 organizaciones de "ayuda humanitaria" de Darfur. Las ONG que se han visto afectados por esta decisión son CARE, OXFAM, Médicos sin Fronteras de Francia, Action Contre la Faim, Solidarités, Mercy Corps, Save the Children, el Consejo Noruego para los Refugiados, el Consejo Internacional de Rescate Comité, y CHF Internacional. Después del anuncio la orden de detención contra el presidente de Sudán Al-Basir, promulgada por la Corte Penal Internacional (CPI), el gobierno de Jartum tomo la decisión de expulsar a 13 organizaciones de "ayuda humanitaria" de Darfur. Las ONG que se han visto afectados por esta decisión son CARE, OXFAM, Médicos sin Fronteras de Francia, Action Contre la Faim, Solidarités, Mercy Corps, Save the Children, el Consejo Noruego para los Refugiados, el Consejo Internacional de Rescate Comité, y CHF Internacional.
Estas asociaciones alegan ser, según la “Voz de América”, los medios de subsistencia de unos 2,5 millones de sudaneses, que dependen de estos organismos para la agricultura, la salud, la educación y la vida. Lo que no logro ha entender es, con tantas ONG, con los presupuestos millonarios que mueven cada una de ellas, con el tiempo que llevan realizando sus actividades de”ayuda” en Darfur ¿Cómo pueden seguir dándose esa realidad tan espeluznante? ¿No será que estas organizaciones sirven para asentar los intereses imperialistas a cualquier precio, y además manipular la opinión pública? de hecho la única preocupación de la ONU ha sido referente a la expulsión de estas ONG.
Ban Ki-Moon  secretario general de Naciones Unidas, dijo que “las operaciones humanitarias en Darfur serían, dañadas irrevocablemente, si el Gobierno sudanés implementa su decisión de expulsar a 13 grupos no gubernamentales del país. Ban Ki-Moon instó a Jartum a reconsiderar la decisión.”
Ni hablar de la evidente politización y parcialidad del CPI, como un mecanismo de política neo-colonialista utilizada por Occidente contra la libertad e independencia de países como Sudán.
 
Nada de los apoyos y financiación por parte de gobiernos como el de los EEUU o algunos miembros de la CEE, a los rebeldes que desestabilizan desde hace años el Sudán, verdugos también de ese pueblo cuyo delito es vivir sobre una de las mayores fuentes energéticas del mundo.
 
Es de justicia dar la razón al presidente sudanés, Omar al Bachir, cuando ha dicho “que quienes deben sentarse ante la Corte Penal Internacional (CPI) son Estados Unidos y los países de Europa por criminales y mentirosos. Ahora quieren juzgar a los demás y son ellos los que han robado toda la riqueza de los pueblos” declaraciones dichas ante miles de personas que le manifestaban en su apoyo, aprovechando para llamar “a la creación de un frente internacional para resistir al neocolonialismo.”
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad