Tras las elecciones vascas

La hora de las mazas

Antonio Basagoiti, lí­der del PP en Euskadi, ha cogido su particular maza contra la connivencia de los medios públicos con el terrorismo

0
0 votos
05-03-2009
Publicidad
El terror en Euskadi ha sido incubado por un régimen que le ha dado aliento y cobertura financiera e ideológica. Sin duda los resultados electorales son el gran mazazo que necesitaba el pueblo para romper el escaparate, después de que Emilio abriera la veda en Lazkao. Pero la tarea de demolición del régimen se augura larga. Ayer se produjo un primer mazazo a uno de los centros nodulares del régimen, su aparato de propaganda. El terror en Euskadi ha sido incubado por un régimen que le ha dado aliento y cobertura financiera e ideológica. Sin duda los resultados electorales son el gran mazazo que necesitaba el pueblo para romper el escaparate, después de que Emilio abriera la veda en Lazkao. Pero la tarea de demolición del régimen se augura larga. Ayer se produjo un primer mazazo a uno de los centros nodulares del régimen, su aparato de propaganda.
    En una entrevista para el programa El Punto, de Euskal Irradia Tele Bista (EiTB, Radiotelevisión Vasca), el propio presentador reprochó a Basagoiti que hiciera pública la denuncia de cómo el medio público vasco ha dado cobertura durante la campaña a la plataforma D3M, ilegalizada por su vinculación con ETA, cuando formalmente se está contra el terrorismo. El presentador hubiera podido callarse y dejar que expresara su opinión para seguir con el tema de la entrevista, pero entró al ruedo sorprendido de que alguien se atreviera a decir la verdad en el corazón de la “fábrica de la euskoverdad” y en directo, de improviso, sin dar opción a silenciar nada.
 
    Por supuesto, ante que el presentador negó la acusación, el político vasco precisó que la EiTB había dado “media hora a D3M… una gente que no condena el terrorismo y que está justificando los crímenes de ETA… si queremos acabar con ETA no se le puede dar ese protagonismo en los medios de comunicación”. El presentador le reprochó de nuevo diciendo que hay “otros cauces” para denunciarlo. Se refería a que se callara, obviamente, ante lo que Basagoiti se refirió a que “no se puede pedir a una población que se rebele contra el asesinato cuando los medios públicos dan cancha a quienes lo justifican”. El periodista, viendo que no podía hacerle desistir, cortó el encontronazo con un cortante “cambiemos de asunto”.
 
    Esta es la auténtica tarea, la de demolición a “mazazos” del nacionalismo excluyente, que enfrenta el llamado “cambio” en Euskadi y que tienen en sus manos los partidos constitucionalistas. De la firmeza de UPyD ante esta cuestión no cabe duda alguna, el mazazo de Basagoiti ha estado muy bien. A Patxi López no se le recuerda ninguno de este calibre pero seguro que se pone manos a la obra cuando se resuelva definitivamente el paso de Ibarretxe a la oposición. Porque no basta con haber ganado las elecciones.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad