Venezuela expropia multinacional alimentaria

Con la comida no se juega

Chávez le pidió a sus ministros que inspeccionen la producción de otros sectores alimenticios y hasta las plantas de papel sanitario y de vehí­culos.

0
0 votos
05-03-2009
Publicidad
Chávez también advirtió a la empresa nacional Alimentos Polar, de expropiarla si continúan con el incumplimiento de las leyes actuales. Chávez también advirtió a la empresa nacional Alimentos Polar, de expropiarla si continúan con el incumplimiento de las leyes actuales.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó este miércoles al ministerio de Agricultura y Tierras iniciar el proceso de expropiación de la empresa transnacional estadounidense Cargill, la cual ha sido acusada por violar las leyes de este paí­s que garantizan el acceso de la población a alimentos de calidad y baratos.

"Iní­ciese el proceso expropiatorio a Cargill", expresó Chávez durante una reunión del Consejo de Ministros, con lo que una de la plantas ubicada en el estado llanero central de Portuguesa pasará a control de la autoridades venezolanas apenas salga el decreto firmado por el mandatario nacional y publicado en Gaceta Oficial (boletí­n).

Esta empresa estadounidense fue descubierta por distribuir productos alimenticios como: aceite, arroz, harina, pasta, azúcar, café, leche, margarina, levadura y productos para mascotas, a precios por encima de los regulados por el Ejecutivo.
Durante una reunión ministerial trasmitida parcialmente por la televisión estatal VTV, el presidente, además, ordenó el inicio de una investigación judicial contra Cargill.

Chávez hizo un contacto en directo con el viceministro de Agricultura, Richard Canán, quien encabezó este miércoles una inspección a la planta procesadora de arroz "Cristal", de la estadounidense, en el occidental estado de Portuguesa.

Dicha revisión arrojó, según Canán, que la procesadora de Cargill no produce arroz blanco, sujeto a regulación de precios, sino otras presentaciones del cereal no sujetos al control.

También se identificó una "violación en la marcación de precios", ya que los "paquetes de arroz salen de la planta sin la marcación del precio al público", dijo el viceministro de Agricultura.

Esa situación, indicó Chávez, constituye una "flagrante violación" a las leyes locales por parte de Cargill, y produjo una aguda escasez de arroz blanco en la región de Portuguesa.

Chávez también advirtió a la empresa nacional Alimentos Polar, de expropiarla si continúan con el incumplimiento de las leyes actuales.

Además, acusó a la empresa de "mentir descaradamente" a la población cuando califican de "atropello" la medida gubernamental de inspeccionar sus plantas procesadoras de arroz.

"Ellos (Polar) le compran el arroz a menos de un bolí­var (0,46 dólares) el kilo a los productores, que nosotros subsidiamos además (...) no sudan ni una gota, lo que hacen es trillar el arroz, limpiarlo, empaquetarlo, y venderlo a 4, 5 bolí­vares (1,8 ó 2,8 dólares)", el doble del precio regulado, explicó Chávez.

En lo que algunos consideran un reimpulso de la nacionalización del gobierno venezolano, tras siete meses de paréntesis, Chávez le pidió a sus ministros que inspeccionen la producción de otros sectores alimenticios y hasta las plantas de papel sanitario y de vehí­culos.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad