Alarma social.

Una excusa para un proyecto.

En la zona costera del Mar Menor se plantea de manera clara y abierta la apuesta por el sector ladrillo, las otras tres cuartas partes de parados de la zona no son relevantes.

0
0 votos
05-03-2009
Publicidad
 
Si en toda España vemos cómo el fondo estatal anticrisis se dirige hacia engrasar el engranaje de la construcción que tantos beneficios le ha dado a la banca mediante las hipotecas, en la zona del Mar Menor, en Murcia, se plantea abiertamente.
 
Zona de salinas y pescadores, de huerta y almacenes de frutas y verduras que con exportación de lechuga y otras verduras a Europa. Zona de sol que ha visto cómo en los años de el boom inmobiliario los capitales afluían hacia este sector, al olor de la ganancia, dejando tras de si, una situación árida de desempleo y bajón económico que afecta a pequeña y mediana empresa tocadas gravemente.
 
Con más de 11,5 millones de euros destinados a los municipios de San Javier, San Pedro y Los Alcázares, Alcalde y Alcaldesas de éstos tres municipios murcianos plantean su proyecto con los fondos del plan anticrisis del Gobierno, haciendo una justificación más que una valoración de la situación en la que se encuentran estos municipios.
 
Dicha valoración consta de el recuento total de parados que suma 4 707 , de los cueles la cuarta parte vienen del sector de la construcción. Con ésta excusa se plantea abiertamente que por éste motivo el dinero del anticrisis se destinará por completo al sector.
 
¿Qué pasa con las otras tres cuartas partes de parados?¿Acaso no son significativas?¿Acaso las obras generarán empleo productivo a largo plazo en estos pueblos?¿No es precisamente el sector de la construcción uno de los motivos por los que ahora nos vemos en la situación que estamos? En los pueblos como estos, en los que el caciquismo ha estado y está cual garrapata chupando y financiando proyectos para crear unos gestores locales que velen y guarden por sus intereses, ésta declaración abierta se hace con total impunidad dejando claro que quien manda.
 
Es una valoración de escaso análisis y profundidad, que deja claro que la apuesta sigue siendo dejar de lado a tres cuartas partes de los desempleados, tres cuartas partes que no se dedicaban a la construcción, y que tocados en jaque se borran para poner sobre la mesa los intereses de quien no puede producir riqueza a largo plazo.
 
El proyecto estrella para San Pedro del Pinatar es un centro de ocio para los jóvenes, de cuatro plantas con zona wifi, sala deportiva, billar, zona de conciertos, gimnasio, cibercafé y una serie de estupendas alternativas de ocio que muy bien están para como dice el alcalde José María García, ofrecerá alternativas de ocio para los jóvenes lejos de el alcohol y las drogas. Si, Si eso es estupendo, pero insisto, ¿y cuando terminen las obras? ¿Qué riqueza genera en si estos centros? Un puñadito de puestos de trabajo en servicios para el personal que se dedique a la gestión de este centro y punto.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad